En los 'cenáculos' de Sánchez se fuman canutos

Pedro Sánchez, en una comida con simpatizantes del PSOE

EFEPedro Sánchez, en una comida con simpatizantes del PSOE

Decía Pedro Sánchez furioso, como Orlando en Roncesvalles, que en los ‘cenáculos’ del poder económico de Madrid se fuman puros mientras se conspira y elaboran bulos contra su persona y su Gobierno. Pues bien, da la impresión, visto lo que está ocurriendo en España, que en los cenáculos de La Moncloa se fuman canutos.

Hasta el punto que allí consideran que los bulos de la derecha se van a acabar a nada que la encantadora ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, consiga como pretende obligar a los medios de comunicación que reserven espacios -‘como los de la información del Tiempo’, dice ella- para publicar las decisiones del Gobierno sin crítica alguna, recuperando para Sánchez el modelo de la Prensa del Movimiento Nacional franquista.

Aunque puede que la ministra hizo esta sorprendente declaración después de fumarse unos cuantos canutos porque semejante disparate no tiene otra explicación.

Pues bien, ahora y a la vista de los acontecimientos da la impresión que en los cenáculos Sánchez con Aragonès -el mayordomo del tuerto Junqueras- se fuman canutos que lía y prepara Salvador Illa para engrasar la relación de los golpistas con Sanchez. A fin de que ERC les apruebe al Presidente los Presupuestos de 2023 y él pueda concluir la legislatura con las elecciones generales en el mes de diciembre de 2023.

'Cenáculos' monclovitas en los que, entre risotadas, canutos y botellas de cava, parece que se acordó liquidar el delito de Sedición para que el tuerto Junqueras pueda, como Mandela en Sudáfrica (sic), pasar de la cárcel a la presidencia de la Generalitat. Y declarar por segunda vez la independencia de Cataluña dado que esa es su intención. De lo contrario no les haría falta la eliminación del delito de Sedición.

Naturalmente esto será así siempre y cuando Pablo Iglesias, que odia a Sánchez tanto o más que a Yolanda, no le dé una patada al Gobierno de coalición y provoque un adelanto de los comicios generales al ‘súper mayo’ de 2023, uniendo las elecciones generales a las autonómicas y municipales.

Y dejando a la presumida Yolanda -que tiene más trajes que la Reina Letizia- en paños menores y obligada a cambiar el título de su plataforma Sumar (de la que no sabemos quién la financia) por el título de ‘Restar’ si UP rompe el Gobierno con el cuento chino de la Ley Trans.

Lo que está meditando Iglesias porque a UP ahora le conviene más -para salvar la cuota de poder de Podemos frente a la amenaza de Yolanda que impulsa Sánchez- actuar como la oposición a un Gobierno del PP con Vox -¡alerta fascista!- que como los comparsas de Sánchez y Yolanda.

Y todo ello mientras las huestes de Podemos, al paso saleroso de Irene Montero, aclaman con entusiasmo a la esposa del líder y el fundador Iglesias al grito de: ‘¡presidenta, presidenta!’. Mientras ella enseña la mejor de sus sonrisas porque a fin de cuentas todo el poder de Podemos se quedaría ‘en casa’. Es decir en el chalé de Galapagar.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar