El partido político también está empatado 

El partido político también está empatado 

EFEEl líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, durante el acto bajo el lema "En defensa de un gran país"

La última encuesta de GAD3 le otorga al PP de Feijóo 141 escaños frente a los 109 del PSOE de Sánchez. Pero anteriores sondeos de GAD3 dieron al PP, al inicio del llamado ‘efecto Feijóo’ más de 150 diputados, que ahora se desinflan.

Aunque el sondeo le concede 41 escaños a Vox y la mayoría absoluta de 182 para un gobierno en coalición de Feijóo con Abascal con una ventaja de 14 escaños sobre el bloque de la izquierda que se queda en 168 diputados.

Pero esa diferencia (solo les separan 7 escaños del empate a 175) a un año de las elecciones generales es muy poca cosa. Más bien lo que se dice un ‘empate técnico’ a despejar en los próximos meses. Especialmente en los comicios municipales del 28 de mayo que sí serán determinantes y la gran encuesta del mapa político español, a tan solo seis meses de las elecciones generales de primeros de diciembre de 2023.

O sea que, como con la Selección de Luis Enrique frente a Alemania, en la política nacional el partido está empatado. Y pendiente de la cita municipal de mayo que si marcará el estado de ánimo del cuerpo electoral español, en el que influirán la marcha de la economía y del empleo.

Pero también influirá lo que en los próximos meses ocurra en Cs y UP donde se viven serias crisis internas que podrían acabar bastante mal. Sobre todo si Villacís, que corre el riesgo de no sacar un solo concejal en Madrid, se va al PP en cuerpo y alma o como ‘independiente’ ante el caos imperante en la dirección de Cs que se ha roto en dos mitades (política y orgánica). Y ante la continua fuga de militantes, dirigentes y cargos públicos.

Y también falta por saber lo qué ocurre en la extrema izquierda con UP y si los de Podemos rompen definitivamente con Yolanda Díaz y su plataforma Sumar y van por su lado y enfrentados a la vicepresidenta.

Lo que está por ver dado el rechazo que genera la posible candidatura de Irene Montero como cabeza de cartel de UP. Por lo que no se descarta que una y otra hagan las paces y Díaz asuma el liderazgo de este sector porque su división sería nefasta para las dos. Y sobre todo para Sánchez y el PSOE que sufriría la competencia más moderada de Sumar.

Naturalmente, la foto fija que ahora presenta GAD3 será muy pronto rebatida por el CIS de Tezanos primando al PSOE sobre el PP, presentando a UP muy unidos y dando alguna esperanza a Cs para que no cierren y tiren los votos que les restan a la papelera y no se vayan en masa al PP.

Lo que está claro es que Feijóo no acaba de dar el gran salto hacia delante, víctima de su débil oposición. Y que Sánchez, a pesar de sus vergonzosos pactos con Bildu y ERC, tampoco acaba de caer como debiera por debajo de los 100 escaños, lo que le impediría reeditar su coalición.

En suma, ‘empate técnico’ entre los bloques de la izquierda y la derecha, a la espera de lo que ocurra en Cs con Begoña Villacís y en UP con Yolanda Díaz de cara a las elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo que se convertirán en la lanzadera definitiva de la verdadera batalla final.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar