Las hazañas ¡históricas! del presidente Sánchez

Juan Carlos Campo y Laura Díez

EFEEl Gobierno nombra a Campo y Díez en lugar de González-Trevijano y Narváez

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez pretende nombrar al ex ministro de Justicia Juan Carlos Campo magistrado del Tribunal Constitucional, y en línea con el nombramiento que años atrás hizo de la ex ministra de Justicia Dolores Delgado como Fiscal General del Estado.

Y en pos de la ocupación del Poder Judicial con el que pretende pagar, más si cabe, a secesionistas catalanes y vascos de ERC y Bildu los apoyos parlamentarios con los que Sánchez asegura su permanencia en el poder que pretende revalidar en las elecciones generales de final de 2023.

Y todo ello después de haber concedido Sánchez a ERC la reforma del delito de sedición y a Bildu la iniciativa para expulsar de Navarra a la Guardia Civil de tráfico. Lo que se suma a la concesión que Sánchez hizo a Otegui para que Bildu interviniera en la redacción de la Ley de Memoria Histórica, y de que concediera a ERC el indulto a los golpistas catalanes condenados en el Tribunal Supremo.

Y a los que ahora pretende regalar la reforma de la sedición, y puede que también del delito de malversación, para rebajar más las penas que dictó el Tribunal Supremo favoreciendo con ello que: Junqueras pueda aspirar, sin inhabilitación, a la presidencia de la Generalitat; y que Puigdemont pueda regresar a España con un bajo coste penal y la promesa de otro indulto.

Y a no olvidar que Sánchez ha apoyado con Illa, desde el PSC-PSOE, la decisión del Gobierno catalán de prohibir la enseñanza en Castellano, ni siquiera en el 25 % que exigen los tribunales. Y cuando en Baleares, donde Gobierna el PSOE de Armengol, una profesora de catalán acaba de castigar a los niños de una clase del colegio La Salle por colocar una bandera de España en apoyo a la Selección de fútbol que participa en el campeonato Mundial de Qatar.

Lo que nos recuerda aquel incidente similar, ocurrido en 2019 en Tarrasa, cuando una profesora nacionalista rompió ante todos los alumnos de la clase el trabajo escrito de una alumna en el que la menor había pintado una bandera de España. Motivo por el que la pequeña, cogida del cuello por la profesora, fue expulsada de la clase.

A todo ello tenemos que añadir que el presidente Sánchez prohibió en septiembre de 2020, al Jefe del Estado y Rey Felipe VI, acudir a Cataluña para asistir, como era habitual, a la entrega de despachos a los nuevos jueces en la Escuela Judicial de Barcelona. Lo que justificó el entonces ministro de Justicia Juan Carlos Campo diciendo que ‘había que velar por la convivencia en Cataluña’. El mismo ex ministro de Justicia al que Sánchez pretende nombrar magistrado del Tribunal Constitucional.

Y el mismo presidente Sánchez que consiente que el presidente y gobierno de Cataluña, que representan al Estado en esa Comunidad, desprecie de una manera ostentosa al Jefe del Estado y Rey Felipe VI cada vez que viaja a Cataluña.

Como se verá, todo un inventario de ataques al orden jurídico y desprecio del orden constitucional y de la persona que lo representa, el Rey y Jefe del Estado, Felipe VI, con el único argumento de garantizar la presencia de Pedro Sánchez en el poder con los apoyos de UP, ERC, JxC, Bildu y PNV. Cuyos máximos dirigentes, los Iglesias, Junqueras, Puigdemont, Otegui y Ortuzar apoyaron a Sánchez en junio de 2018 en la moción de censura en contra de Mariano Rajoy.

Si a semejante panorama e inventario añadimos la ocupación de las otras instituciones como el Consejo de Estado (convertido en marioneta), el CNI, el CIS, RTVE y la larga mano del presidente en el poder económico y buena parte de los medios privados de comunicación, veremos que el Régimen sanchista de poder lo inunda casi todo sin límites, controles y sin pudor.

A la mayor gloria del Presidente Sánchez, que ahora presume de estar en la Historia de España por haber exhumado el cadáver de Franco, y que disfruta en su exultante apogeo del deterioro de la Democracia, la independencia de la Justicia y la libertad de expresión. Mientras sobre el Parlamento, y previo pago de las concesiones exigidas por UP, ERC, PNV, JxC, y Bildu, Sánchez pasa su ‘rodillo Frankenstein’ con el aplauso entusiasta del PSOE.

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.