Guasp incorpora a Manolo Escobar 

Guasp incorpora a Manolo Escobar 

EUROPA PRESSLa presidenta de Ciudadanos, Patricia Guasp, interviene en la clausura de la VI Asamblea General de Ciudadanos

Dice la nueva líder de Cs, Patricia Guasp, o Patricia Guapa, que Ciudadanos ‘ni se compra ni se vende’, tal y como reza la copla de Manolo Escobar, pero les faltó añadir las estrofas de ‘no hay en el mundo dinero, para comprar los quereres, que el cariño verdadero ni se compra ni se vende’.

Esta muy bien esa contumaz resistencia pero quizás convenga aclarar que lo que no existe no se puede comprar ni vender. En cuanto a Arrimadas, que ha liquidado a su ‘asistente’ Bal, acaba de declarar que ella: ‘O con Cs o con  nadie’. Es decir ‘con nadie’, que es lo mismo por lo que optó su predecesor Rivera.

Y que es la senda que muy pronto seguirán los dirigentes nacionales de Cs a nada que lleguen las citas electorales en ciernes y en línea con lo que le ocurrió a Cs en Murcia -a donde Arrimadas acudió de la mano de Sánchez-, en Madrid, Castilla y León y Andalucía.

Lo que Arrimadas ni Bal ni Guasp se preguntan es si todavía pueden hacer algo por España. O si siguen empeñados en promocionar a Pedro Sánchez como ya lo hicieron en abril y noviembre de 2019, mientras insisten en jalear un discurso ‘liberal’ que es el discurso del PP, y del que ellos apartaron su dimensión ‘socialdemócrata’, el gran error de Rivera que los hundió el 10-N.

Y que sigue siendo el verdadero espacio vacío del centro izquierda español, que huye de Sánchez y que nadie ocupa ni en la política ni entre los grandes medios de comunicación. Y que es el lugar donde en España se parte y se reparte el ‘bacalao’ del Poder.

Pero Rivera se fue con Malú y Guasp con Manolo Escobar, mientras en Madrid la astuta y ambiciosa Villacís (la única que le queda a Cs para la cita del 28-M), medita su presente y su futuro y a la espera está de que Feijóo se despierte y le ofrezca la cabecera madrileña del cartel electoral del PP una vez que ‘pulgarcito’ Almeida no da la talla y carece de empatía electoral.

Y a estas alturas la disyuntiva de Cs es: plantear el entierro o la reubicación de Cs en el seno del PP. Pero no hacer nada como si estuvieran ante una ‘cuestión de honor’ es un disparate o una idiotez. En el cementerio de la política española están las tumbas del CDS y UPyD, como representantes fallidos del centrismo político. Y siempre se ha dicho que ‘no hay dos sin tres’. 

O sea, querida Patricia Guasp, piensa en España y acertarás.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar