Vinicius, obsesión por el protagonismo

Vinicius es amonestado contra el Cádiz

EFEVinicius es amonestado contra el Cádiz

Carlo Ancelotti es lo suficientemente veterano y sabio para creer que no hay ningún partido fácil. Tanto que en el minuto 81, el marcador se puso 2-1 para el Madrid con lo que lo que pudo haber sido triunfo fácil acabó con cierta incógnita. Ancelotti es lo suficientemente prudente para alinear ante el Cádiz, lo mejor de la plantilla disponible. También es consciente de que a determinados jugadores, además de pedirles buenas jugadas hay que recomendarles paciencia y ética. El entrenador madridista padeció casi medio tiempo sin que los suyos encontraran el camino del gol aunque si los excesos de algunos jugadores para buscar el balón sin reparar en los peligros que ciertas actitudes representan.

Vinicius es jugador al que le costó triunfar y desde el momento en que fue considerado estrella fulgurante protagoniza actitudes que no le favorecen. Su entrenador le recomendó que se dedicara a jugar y se olvidara de peleas innecesarias. Vini tiene que sufrir marcajes en los que corre el peligro de padecer algún golpe, pero ello no le faculta para que se pase medio partido discutiendo con el árbitro y los contrarios. Y tampoco es el héroe que ha de luchar por sus huestes. Ayer se metió en una pelea porque le habían hecho huna falta a Rodrygo. Quiere ser protagonista principal en cada aparición. Todavía no ha encontrado su auténtico papel en la comedia futbolística. Lo mejor de su actuación fueron dos jugadas. Una con disparo a gol y la segunda en la que propició un rebote que sirvió para el remate de volea de Kroos que fue lo mejor de la noche. Un gol espectacular y para recordar.

A Vinicius le buscan porque saben que se incendia muy pronto. Si continúa aceptando reyertas sin sentido se va a convertir en un saco de golpes y la inclemencia de los graderíos en toda España, salvo el Bernabéu como es natural.

Al Madrid le costó marcar y lo hizo tras varios intentos. La superioridad en el control de la pelota y la presencia en el campo contrario fue notoria. El partido se tornó en bronco y por ello tardó en llegar el gol. Fue un centro de Kross y remate de cabeza de Militao que se había quedado sin marcador dentro del área chica del Cádiz.

Los cadistas llegaron al Bernabéu convencidos de que en cada partido está en juego la permanencia en Primera y por ello luchan denodadamente para sumar los puntos que les salven. Y en ello no reparan ni en un campo como el madridista en el que puntuar es tan difícil aunque alguna vez suceda la sorpresa. Pero muy de tarde en tarde. Y el cupo de esta temporada parece que ya está cubierto.

Posdata. Ayer murió uno de los mejores periodistas deportivos que he conocido: Alfonso Azuara, “Pichi” para los amigos. Alfonso fue modélico en el modo de buscar la noticia, de entrevistar a los personajes, de confirmar los datos, de arriesgarse por la verdad y además, fue ejemplar en el modo de usar el lenguaje. Alfonso leyó el diccionario y muchos otros libros ejemplares y por ello conoció el uso correcto de las palabras.

Sobre el autor de esta publicación

Julián García Candau

Nació en Vila-real (Castelló). Periodista.

Fue jefe de Deportes de “Ya”. Jefe de Deportes, Redactor Jefe y cronista parlamentario de “El País”. Director de Deportes de Televisión Española. Director de Deportes de la Agencia EFE. Director del diario “AS”. En la actualidad es colaborador de “Levante”.

Libros: “Santana”, “El fútbol sin ley”, “Historia de los Mundiales”, “Madrid-Barça- Historia de un desamor”, “La moral del Alcoyano”, “Bernabéu, el presidente”, “Celos, amor y muerte. Tragedias y pasiones del toreo” y “El deporte en la Guerra Civil”. Este libro el 26 de abril de 2008, el Premio de la Crítica en Valencia.

Ha colaborado en la Enciclopedia Espasa y en varios libros de diversos autores, entre ellos, “Historia de los espectáculos en España” y “Periodismo especializado”. En la actualidad es el único periodista en activo que informó de la victoria de la selección española de fútbol en la Copa de Europa en 1964. Posteriormente, asistió a las de 1968, 1980 y 2004.

Ha sido cronista de partidos de la selección española de fútbol desde 1963. Es el periodista deportivo que más crónicas ha dedicado al equipo nacional.

Ha sido enviado especial en campeonatos del Mundo de Alemania-74, Argentina-78, España-82, México-86, Italia-90, Estados Unidos-94, Francia-1998 y Alemania 2006.

Ha dirigido cursos de verano en la Universidad Menéndez y Pelayo de Santander y Juan Carlos I en Ronda, sobre cuestiones deportivas.

Ha pronunciado conferencias sobre deportes, olimpismo y lenguaje deportivo en diversas universidades españolas. Formó parte de la Comisión de Prensa del Comité Olímpico Internacional durante cinco años.

En 1975 le otorgaron el Premio Promosport en San Sebastián.

En 1989, recibió el Premio de Periodista del Año de “El Mundo Deportivo” de Barcelona.

En 1992 le fue concedido el premio Víctor de la Serna de la Asociación de la Prensa de Madrid. Es el único periodista deportivo que lo posee.

En 2006, le fue otorgada la medalla de plata el Mérito Deportivo. También fue distinguido con la Medalla del Barón de Coubertin que concede el Comité Olímpico Internacional.