Messi y Mbappé, duelo de Qatar

Mbappé y Messi

Mbappé y Messi

Los campeonatos mundiales elevan a los tronos a jugadores con quienes no se contaba demasiado y sirven para echar por los suelos biografías de grandes genios. Los mundiales también están para que quienes ya gozan de prestigio universal lo ratifiquen ante el mundo que les observará por medio de las transmisiones televisivas.

En Qatar estarán varias de las personalidades futbolísticas más sobresalientes, pero también se echará en falta a jugadores como Haaland. Mbappé, tal vez dipute el trono a Messi, su compañero en el PSG. Ambos están llamados a ser el gran atractivo del espectáculo de Qatar por encima de futbolistas como Neymar. Benzema, último Balón de Oro, que llega perjudicado por varias lesiones musculares, no parece destinado a disputar el primer puesto de la orla mundialista. Caído el prestigio de Cristiano Ronaldo por sus avatares previos al torneo, para la gloria eterna, llega Lionel Messi, en su quinto Mundial.

Por Lionel han tenido que pasar muchos años para que sus compatriotas lo consideraran un genio. Por delante siempre estuvo Diego Armando Maradona, la estrella que no se ha perdido en el firmamento. Incluso después de muerto sigue centelleando en el fútbol mundial. Messi ha sido, durante muchos años, el jugador más importante en el fútbol europeo. En Argentina, dado que no ha dirigido la selección ganadora de grandes títulos hasta hace muy poco, siempre ha tenido encima la sombra de Maradona.

Este año, al fin, parece que Argentina ya confía en él. La cuestión puede estar en el hecho de que no hay otro en quien confiar plenamente o porque en los últimos partidos jugados en el PSG ha vuelto a recuperar la inspiración que tuvo en los años barcelonistas. Argentina siempre le echó en cara que sus triunfos eran europeos y nunca con su selección.

Messi llega en plena forma y así lo ha demostrado en el partido amistoso contra Emiratos que no es adversario de primer orden, pero en el que hacer valer la calidad siempre es medible. Los adversarios pretenden alcanzar prestigio si pueden presumir de haber anulado a Messi o simplemente haberle impedido mostrar su capacidad para entusiasmar a la clientela. (En el mundo hay jugadores dispuestos protagonizar lo que hizo Mangriñán con Di Stéfano al que anuló en el Bernabéu)

Al Mundial acuden los mejores jugadores de países como Brasil, Uruguay, Argentina, Alemania, Inglaterra, Croacia y el resto de europeos que, en general, están capacitados para obtener uno de los mejores puestos, sin olvidar la presencia de selecciones africanas con las que hay que contar.  Y, sin embargo, el mundo estará pendiente de Messi. A los aficionados, en general, les quedan pocos nombres por los que apostar. Mbappé tal vez se le iguale. Messi figura como boleto ganador. También en España estaremos pendientes de lo que haga. Probablemente, tras la selección española figurará Argentina entre nuestras preferidas. Hay en ella nombres suficientes para recordarlos en nuestros estadios.

Posdata. España disputa partido amistoso en Jordania. Morata, Guillamón y Llorente no se han entrenado con los demás y, consecuentemente, no jugarán. Luis Enrique, probablemente, alineará a quienes han estado menos partidos con él. En vísperas, las probaturas no están de más, pero también hay que dibujar el futuro inmediato.

Sobre el autor de esta publicación

Julián García Candau

Nació en Vila-real (Castelló). Periodista.

Fue jefe de Deportes de “Ya”. Jefe de Deportes, Redactor Jefe y cronista parlamentario de “El País”. Director de Deportes de Televisión Española. Director de Deportes de la Agencia EFE. Director del diario “AS”. En la actualidad es colaborador de “Levante”.

Libros: “Santana”, “El fútbol sin ley”, “Historia de los Mundiales”, “Madrid-Barça- Historia de un desamor”, “La moral del Alcoyano”, “Bernabéu, el presidente”, “Celos, amor y muerte. Tragedias y pasiones del toreo” y “El deporte en la Guerra Civil”. Este libro el 26 de abril de 2008, el Premio de la Crítica en Valencia.

Ha colaborado en la Enciclopedia Espasa y en varios libros de diversos autores, entre ellos, “Historia de los espectáculos en España” y “Periodismo especializado”. En la actualidad es el único periodista en activo que informó de la victoria de la selección española de fútbol en la Copa de Europa en 1964. Posteriormente, asistió a las de 1968, 1980 y 2004.

Ha sido cronista de partidos de la selección española de fútbol desde 1963. Es el periodista deportivo que más crónicas ha dedicado al equipo nacional.

Ha sido enviado especial en campeonatos del Mundo de Alemania-74, Argentina-78, España-82, México-86, Italia-90, Estados Unidos-94, Francia-1998 y Alemania 2006.

Ha dirigido cursos de verano en la Universidad Menéndez y Pelayo de Santander y Juan Carlos I en Ronda, sobre cuestiones deportivas.

Ha pronunciado conferencias sobre deportes, olimpismo y lenguaje deportivo en diversas universidades españolas. Formó parte de la Comisión de Prensa del Comité Olímpico Internacional durante cinco años.

En 1975 le otorgaron el Premio Promosport en San Sebastián.

En 1989, recibió el Premio de Periodista del Año de “El Mundo Deportivo” de Barcelona.

En 1992 le fue concedido el premio Víctor de la Serna de la Asociación de la Prensa de Madrid. Es el único periodista deportivo que lo posee.

En 2006, le fue otorgada la medalla de plata el Mérito Deportivo. También fue distinguido con la Medalla del Barón de Coubertin que concede el Comité Olímpico Internacional.