La selección, al estilo Luis Enrique

Luis Enrique, seleccionador nacional

EFELuis Enrique, seleccionador nacional

Luis Enrique ha hecho la selección mundialista a su estilo. Ha convocado a los veintiséis jugadores en los que confía plenamente. No ha habido ninguna bomba como se llegó a especular. Ha llamado a los futbolistas con los que ha convivido en ocasiones anteriores y la nota más singular del grupo está en la edad de la mayoría. Hay un grupo joven en el que solamente seis futbolistas saben lo que es un Mundial. Luis Enrique, según confesó, únicamente tuvo dos dudas y una de las cuales la resolvió en la noche anterior. Se trató de Ansu Fati, que no ha jugado mucho en el Barça y Hugo Guillamón. Al barcelonista lo ha llamado porque confía en que va saliendo de su situación precaria por las lesiones que padeció y Guillamón es jugador que puede jugar en centro del campo como pivote y en el centro de la defensa si fuera necesario. Ha destacado de éste que lo ha visto como está jugando en el Valencia y ello le ha convencido.

En la lista no hay ninguna gran sorpresa porque todos los llamados ya han formado parte de anteriores convocatorias. Los futbolistas en que confía han participado en otras convocatorias y especialmente en las últimas dedicadas a la Eurocopa de Naciones siguió adelante al derrotar a Portugal.

Entre las novedades, que no lo son tanto, está la de Nico Williams que ya triunfó en su debú. Luis Enrique ha hecho su lista atendiendo al modo en que se han manifestado futbolísticamente en los últimos partidos. Es el caso, por ejemplo, del madridista Marco Asensio, importante en su equipo casi a última hora. Asensio es otro de los futbolistas que considera polivalente. Puede jugar de extremo, interior e incluso de falso nueve.

Un dato importante a considerar es el hecho de que los seleccionados son humanamente sin problemas sicológicos. Ha considerado que puede haber jugadores que no tengan titularidad ni muchos minutos y, sin embargo, formen piña en el vestuario. Tal vez esa ha sido una de las cuestiones por las que no ha llamado a Sergio Ramos, veterano que difícilmente se podría adaptar a estar mucho en el banquillo. Tengo la impresión de que habrá menos polémicas por algunos nombres que están en la lista que por los ausentes. Siempre se ha dicho que en la mente de cada español hay un seleccionador.

Luis Enrique considera que el equipo que jugará, de acuerdo con sus, sistemas no será “una pareja de baile agradable para ningún adversario”. España, en opinión del seleccionador, puede que no esté en el grupo de las grandes favoritas, pero si está convencido de que dará guerra.

En la conferencia de prensa, posterior al anuncio de la lista atendió con buen humor las preguntas de los periodistas y restó importancia al hecho de que el mayor bloque de jugadores sea barcelonista. El Madrid está representado por Carvajal y Asensio. No hay más españoles en el equipo tipo.

Posdata. La lista se presta a interpretaciones desde el punto de vista futbolístico. Al margen de los nombres más o menos discutibles, hay que hacer constar que este Mundial empieza sin tiempo para las grandes preparaciones, pero los jugadores llegan con el suficiente entrenamiento dado que han jugado ya catorce partidos de Liga además de torneos continentales. Se trata de mantener la forma sin exigencias físicas.

Sobre el autor de esta publicación

Julián García Candau

Nació en Vila-real (Castelló). Periodista.

Fue jefe de Deportes de “Ya”. Jefe de Deportes, Redactor Jefe y cronista parlamentario de “El País”. Director de Deportes de Televisión Española. Director de Deportes de la Agencia EFE. Director del diario “AS”. En la actualidad es colaborador de “Levante”.

Libros: “Santana”, “El fútbol sin ley”, “Historia de los Mundiales”, “Madrid-Barça- Historia de un desamor”, “La moral del Alcoyano”, “Bernabéu, el presidente”, “Celos, amor y muerte. Tragedias y pasiones del toreo” y “El deporte en la Guerra Civil”. Este libro el 26 de abril de 2008, el Premio de la Crítica en Valencia.

Ha colaborado en la Enciclopedia Espasa y en varios libros de diversos autores, entre ellos, “Historia de los espectáculos en España” y “Periodismo especializado”. En la actualidad es el único periodista en activo que informó de la victoria de la selección española de fútbol en la Copa de Europa en 1964. Posteriormente, asistió a las de 1968, 1980 y 2004.

Ha sido cronista de partidos de la selección española de fútbol desde 1963. Es el periodista deportivo que más crónicas ha dedicado al equipo nacional.

Ha sido enviado especial en campeonatos del Mundo de Alemania-74, Argentina-78, España-82, México-86, Italia-90, Estados Unidos-94, Francia-1998 y Alemania 2006.

Ha dirigido cursos de verano en la Universidad Menéndez y Pelayo de Santander y Juan Carlos I en Ronda, sobre cuestiones deportivas.

Ha pronunciado conferencias sobre deportes, olimpismo y lenguaje deportivo en diversas universidades españolas. Formó parte de la Comisión de Prensa del Comité Olímpico Internacional durante cinco años.

En 1975 le otorgaron el Premio Promosport en San Sebastián.

En 1989, recibió el Premio de Periodista del Año de “El Mundo Deportivo” de Barcelona.

En 1992 le fue concedido el premio Víctor de la Serna de la Asociación de la Prensa de Madrid. Es el único periodista deportivo que lo posee.

En 2006, le fue otorgada la medalla de plata el Mérito Deportivo. También fue distinguido con la Medalla del Barón de Coubertin que concede el Comité Olímpico Internacional.