Golpismo alemán y populismo americano

Golpismo alemán y populismo americano

EUROPA PRESSOlaf Scholz y Pedro Sánchez

No creemos que el canciller alemán Olaf Scholz vaya a conceder a la banda de golpistas nazis alemanes que planeaban asaltar el Parlamento teutón ninguna medida de gracia una vez que sean juzgados y condenados. Ni indultos ni reforma de los delitos de sedición, malversación o rebelión para poner los en libertad a los golpistas y rebajar las penas a las que resulten condenados.

Eso solo ocurre en la España donde gobierna Pedro Sánchez en la que se conceden indultos y reformas de los delitos de sedición y malversación del Código Penal para contentar a los sediciosos del golpe de Estado catalán de 2017, a cambio de votos de ERC a los PGE de 2023 para que Sánchez permanezca un año más en el poder.

Y para que el golpista Junqueras pueda ser candidato a la Generalitat en 2025, a la vez que se facilita el regreso del prófugo Puigdemont a España con un escaso coste  penal y se anulan los delitos y posibles condenas de una veintena de dirigentes nacionalistas implicados en el golpe del 27-O.

Algo sin duda inaudito en un país democrático, como dice ser España, y desde luego impensable en Alemania. Y puede que también en Perú tras el intento de auto golpe del ex presidente Pedro Castillo, destituido, detenido y depuesto de su cargo tras su demencial trayectoria populista y de izquierda extrema y radical, como las que han proliferado de un tiempo a esta parte en America.

Y también por el flanco derecho y populista como vimos en los Estados Unidos donde el ex presidente Donald Trump intentó un golpe de Estado con el fallido asalto al Capitolio que él amparó y jaleó.

Un Trump que tiene pendiente numerosos casos ante la Justicia USA, desde el asalto al Capitolio hasta la apropiación de documentos secretos oficiales del Estado, hasta fraude económicos y fiscales, los que le impedirán volver a ser candidato a la presidencia de los EE.UU. como lo anunció y lo pretende.

Aunque todo apunta a que la era Trump se acabó en USA y en el Partido Republicano donde muchos dirigentes culpan a Trump del mal resultado en los recientes comicios legislativos del pasado mes de noviembre. Y donde el Gobernador de Florida, Ron DeSantis aparece como el nuevo y más firme candidato de los republicanismos a La Casa Blanca.

También en Argentina el populismo peronista de izquierda de los Kirchner acaba de recibir en la persona de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner una severa condena judicial de seis años de prisión por corrupción.

Mientras que en Chile no hace mucho que él actual presidente populista y de izquierdas Gabriel Boric sufrió en fecha reciente un duro revés al perder el referéndum que él convocó para culminar una reforma constitucional radical y de izquierdas con el 62 % de los votos en contra. Y a tan sólo seis meses de asumir Bóric la presidencia de Chile. Lo que le ha obligado a reformar su gobierno y ha dañado su reputación hasta el 38 %.

En España la izquierda extrema y populista está en crisis por causa de los enfrentamientos dentro de Unidas Podemos y los ataques de Pablo Iglesias a Yolanda Díaz a la que llamó ‘miserable, cobarde y estúpida’. Lo que puede conducir a la fractura de UP y a que, en los próximos comicios de 2023, se presenten dos candidaturas de la izquierda populista extrema enfrentadas y separadas: la de Yolanda Díaz con la marca Sumar y la de Irene Montero al frente de UP.

Lo que intenta evitar Pedro Sánchez porque su futura estabilidad para seguir en el Gobierno depende de ERC, Bildu y de UP, o de Sumar. No en vano el presidente Sánchez es otro populista más de la izquierda radical.

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.