García Page es cómplice de Sánchez en el ataque a España

García Page y Sánchez, reunidos en La Moncloa

EFEGarcía Page y Sánchez, reunidos en La Moncloa

Ya está bien de la peroratas, aparentemente patrióticas, del presidente de Castilla La Mancha, Emiliano García Page, criticando los pactos de su líder Pedro Sánchez -al que no menciona en ningún momento-, para lograr la investidura con acuerdos anti democráticos y anti españoles, firmados por el PSOE con líderes y delincuentes nacionalistas catalanes de ERC y JxC.

Los, que fueron condenados por el Tribunal Supremo por ‘sedición’ (como ocurrió con Junqueras), o que están fugados de la Justicia e imputados por ‘malversación y terrorismo’ como es el caso de Carles Puigdemont.

Unos pactos que, como reconoce García Page, en su declaración de ayer (y cuando aún no se conoce el texto de la Ley de amnistía) constituyen un ataque a España, a la igualdad entre españoles y CC.AA., en materia fiscal y financiera, y en definitiva a la Constitución, el Estado de Derecho y también a la convivencia entre los españoles.

Todo eso de lo que, sin mencionar a Sánchez, García Page lo atribuye a Carles Puigdemont, del que dice que ‘odia a España y la Constitución’ y que desde ‘la derecha catalana’, se quedará con el control de la estabilidad del gobierno de España.

Afirmando García Page que los pactos son el resultado de la ‘necesidad de Gobernar’ (de Sánchez) y ‘la necesidad de librarse de la cárcel’ (de Puigdemont).

García Page ha subido un poco más el tono de sus discrepancias pero sigue siendo el cómplice de Sánchez en sus ataques a España. Intentando ‘nadar’, en las aguas revueltas del PSOE y ‘guardar la ropa’ en su cargo de presidente de Castilla La Mancha.

Es decir, ‘perro ladrador pero poco mordedor’, este García Page que habla mucho y hace poco. Y se niega a actuar contra la investidura de Sánchez en defensa de España, mientras se cuadra ante el capitán general de La Moncloa.

En lugar de pedir a sus diputados manchegos que, en defensa de España, voten en contra de la investidura de Sánchez. Que es lo que debería hacer García Page en coherencia con lo que medio denuncia sin señalar por su nombre al único y verdadero culpable de todo ello que es Sánchez, en busca de comprar votos para su investidura.

Como tampoco se atreve el presidente manchego a pedir la baja en este ‘nuevo PSOE’, como lo llamó su hermano gemelo Javier -al que Emiliano debería de imitar- cuando anunció que se marchaba del PSOE. 

Y hasta tiene motivos García Page para dimitir como presidente de Castilla La Mancha con el argumento de que él no no está dispuesto traicionar a España ni ser cómplice de Sánchez y del PSOE en este momento decisivo para el presente y futuro de nuestro país.

Donde, en estos momentos decisivo, todos los gobernantes y los dirigentes políticos españoles tienen la obligación de posicionarse y actuar en defensa de la ‘nación española’, la que Sánchez pretende trocear ‘a pachas’ con el PNV, JxC y ERC, mientras que García Page se dedica a divagar.

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.