Europa con Turquía y Siria 

Europa con Turquía y Siria 

EFETerremoto en Turquía

Las primeras instituciones de la Unión Europea deben organizar un sistema de ayudas urgentes, sanitarias y estructurales, para colaborar con Turquía y Siria en su lucha contra la catástrofe humana y sísmica que ha causado, de momento, más de 3.600 personas fallecidas y posiblemente decenas de miles de heridos por culpa de una serie de terremotos (el más poderoso de magnitud 7,8 ) de gran intensidad que se ha reproducido a lo largo de este lunes.

Y que se han localizado en el norte de Alepo (Siria), a 600 kilómetros de la capital turca, Ankara, y cerca de la frontera sirio-turca, asolando distintas poblaciones y zonas rurales de ambos países. El lugar donde concluyen las placas tectónicas de Anatolia y Arabia.

Y veremos si los movimientos sísmicos se quedan ahí o si, al contrario, se pueden producir nuevas réplicas que aumenten la tragedia de estos dos países, con los que la Unión Europea mantiene muy especiales relaciones de colaboración y amistad.

Lo importante de estas ayuda de las naciones de la UE, España incluida, es la urgencia para ayudar a desescombrar grandes edificios y casas donde todavía se pueden encontrar cientos o miles de personas atrapadas que habría que localizar y salvar lo antes posible.

Y en esas labores tenemos que subrayar que España cuenta con unidades de bomberos y de militares (con ayuda de perros adiestrados para detectar a las personas atrapadas) que suelen estar preparadas para actuar en este tipo de catástrofes, así como de otros medios sanitarios y con hospitales de campaña que puedan socorrer a muchos de los damnificados.

Motivos por los que cabe esperar que el Gobierno de España, y de manera más concreta los ministerios de Defensa, Interior y Sanidad, ya hayan sido alertados por la catástrofe y estén con contacto con las embajadas de Turquía y de Siria en Madrid. Así como con las autoridades de la UE que deben coordinar la colaboración con los gobiernos de Ankara y Damasco.

Estamos ante una enorme catástrofe humana provocada por una fuerte fractura sísmica cuyas causas se han de localizar lo antes posible para que sepamos si nos enfrentamos a una serie ya concluida de terremotos, o si por el contrario se esperan nuevas réplicas que en ese caso habría que prevenir