Ataque a los gays desde el Mundial de Qatar

Khalid Salman durante la entrevista

Televisión Pública Alemana (ZDF)Khalid Salman

Lo que nos faltaba, el Campeonato Mundial de Fútbol de Qatar, el sedante de las turbulencias políticas con el que sueñan gobiernos de medio mundo para acabar el año, se ha visto zarandeado a causa de unas declaraciones explosivas, a la cadena alemana de televisión ZDF, del embajador especial de Qatar para el Mundial de fútbol, Khalid Salman, quien ha afirmado que ‘la homosexualidad es un daño mental’.

Un dislate y una agresión monumental que en los países democráticos de Occidente, donde muchas organizaciones consideran el Emirato de Qatar como una dictadura ajena a los Derechos Humanos, cayó como una bomba política de consecuencias imprevisibles, entre las que se espera el cese inmediato del tal embajador Salman.

Lo que nos faltaba cuando en España y en los países europeos de nuestro entorno el Mundial de Qatar estaba considerado como bálsamo de Fierabrás que iba a entretener, haciendo olvidar -desde el 20 de noviembre al 18 de diciembre- tensiones políticas, económicas y sociales de nuestro tiempo. Lo que, sumado a las fiestas de Navidad, nos daba una ‘tregua’ de mes y medio, para olvidar los graves y serios problemas que están sufriendo los ciudadanos de todo el mundo. Y ahí incluidos los de nuestro entorno de la UE.

Sin olvidar la trágica y helada Navidad de la guerra de Ucrania, donde como poco se debería imponer una tregua y alto el fuego, que permita recuperar la convivencia en fechas tan señaladas en los frentes de la guerra.

Muchas eran las sospechas de tráfico de influencias y comisiones de dinero opaco que sobrevolaron la decisión de la FIFA de llevar el Mundial a Qatar. Y no pocas fueros las organizaciones que denunciaron la ausencia flagrante de Derechos Humanos en Qatar. Pero ahora todo esto empeora por causa de las palabras del embajador catarí Salman que veremos el recorrido que tienen, aunque todo apunta a que se echará tierra sobre el asunto porque hay muchos intereses en juego.

Aunque puede provocar que algunos equipos del Mundial exhiban, en sus indumentarias deportivas, signos y mensajes en favor de los derechos de los homosexuales en todo el mundo. Lo que acabaría creando un problema al Emir Al Thani de Qatar quien, dicho sea de paso, es el dueño del PSG y por lo tanto de Messi, Neymar y Mbappé, tres de las estrellas punteras del Mundial.

El que empieza el 20 de este mes y acaba el 18 de diciembre y donde a partir de ahora cualquier cosa puede pasar sobre todo en el ámbito deportivo paro sin afectar a la celebración del Mundial cuyo inicio se espera con ansiedad.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar