Sánchez engaña a ERC: Junqueras 13 años de inhabilitación

junqueras sanchez

El diario sanchista El País titulaba ayer que Sánchez cuenta con la mayoría de su investidura (y con el citado periódico) para aprobar la eliminación del delito de sedición del Código Penal, lo que a juicio de destacados juristas y de magistrados del Tribunal Supremo constituye una ‘amnistía encubierta’ a los golpistas catalanes. 

Y un ataque a la sentencia que el Tribunal Supremo dictó contra el golpe de Estado catalán del 27-O de 2017. El que el propio Pedro Sánchez calificó en 2018 como delitos de ‘sedición y rebelión’. Criterio que cambió Sánchez para mantenerse en el poder hasta llegar al disparate de calificar el golpe de Estado catalán como ‘desórdenes públicos agravados’.

Que es como se llamará el nuevo delito relativo a la sedición, si es que se aprueba en los próximos meses en el Congreso por vía de urgencia, lo que parece posible pero aún está por ver. 

Porque los golpistas y separatistas de ERC, que ya consideran insuficiente la reforma de la sedición (piden amnistía y autodeterminación), se pueden encontrar con la sorpresa de que el nuevo delito que Sánchez se acaba de inventar necesita no permite rebajar las penas de inhabilitación actuales a los golpistas condenados por malversación entre los que está Junqueras. 

Y ello una vez que el Tribunal ‘sentenciador’ decida que, al desaparecer la sedición, priman en la sentencia las penas del malversación, con su propia inhabilitación incluida. Lo que afecta directamente a los condenados por malversación, Junqueras, Romeva, Turull y Basa, que mantienen intactas sus penas de inhabilitación por malversación. 

Que en el caso de Junqueras llega a los 13 años de inhabilitación. Lo que le impedirá ser candidato en las próximas elecciones catalanas y generales y aspirar a presidir la Generalitat.

Mientras a Puigdemont (que también tendría pena de malversación), si regresa a España, le pueden caer por el nuevo delito de ‘desordenes’ y de la malversación entre 4 y 12 años de cárcel y de 10 a 20 años de inhabilitación. 

Lo que se podría mejorar con otro indulto de Sánchez. Motivos todos ellos por los que no sabemos si el ex presidente catalán querrá regresar porque su paso por prisión sería de una escandalosa brevedad. Pero Puigdemont se lo tendrá que pensar teniendo en cuenta que si Feijóo gana las elecciones y él no ha sido indultado previamente por Sánchez su sentencia será muy dura y de obligado cumplimiento porque Feijóo ha prometido revertir la sedición.

Aunque mientras tanto la nueva sentencia del Tribunal ‘sentenciador’ será inamovible, salvo que Sánchez reforme otra vez el alcance de su delito llamado de ‘Desórdenes públicos agravados’, o les conceda a los golpistas un nuevo y escandaloso indulto por malversación, cosa de la que es capaz. 

Sobre todo ahora que Sánchez y el PSOE se han hecho ‘cómplices’ sin recato del golpismo catalán de ERC y JxC. Que son los que ahora mandan en España, en compañía de UP, PNV (que pide eliminar el artículo 155 de la Constitución) y Bildu. 

Lo que prueba que, en contra de lo que dice Sánchez, la España de 2022 está en peor situación de la de 2017, donde gobernaban unos políticos democráticos, constitucionales y respetuosos con la legalidad mientras que ahora son los golpistas y los secesionistas los que se imponen a Sánchez y el presidente lo acepta para poder continuar en el poder de la mano negra del golpismo catalán. 

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.