Los 12 millones de Pedro Sánchez

Los 12 millones de Pedro Sánchez

EFEPedro Sánchez en su intervención en el Congreso de la Internacional Soclalista

Presume el presidente Sánchez, que está que se sale de ‘triunfo en triunfo’, de que los 10 partidos que aprobaron en el Congreso los PGE de 2023 y la reforma del delito de sedición representan a 12 millones de votantes. Los que Sánchez se atribuye personalmente como si fueran de su propiedad confundiendo a los electores con los diputados, a los que los jefes de los partidos tienen bajo su férreo y absoluto control.

No en vano si se sometiera a referéndum su plan de reforma del delito de sedición o la expulsión de la Guardia Civil de tráfico de Navarra, Sánchez perdería esas votaciones de manera abrumadora y no le seguirían en esos disparates la gran mayoría de los votantes del PSOE.

Pero Sánchez miente sin cesar y se hace, él solito y a su favor, las cuentas del Gran Capitán para apropiarse 12 millones de votantes como si fueran suyos y de nadie más. Pero no lo son, ni siquiera de los 10 partidos que aprobaron los PGE y la reforma de la sedición.

Y si tan seguro está Sánchez de su dominio absoluto del cuerpo electoral español ¿por qué no adelanta las elecciones generales y se somete ahora al veredicto de las urnas?

Es verdad que el Gobierno gana votaciones en el Congreso pero a base de comprar votos y de pagar a sus socios con altas ventajas de dinero público, concesiones de la soberanía nacional e infamias variadas como la expulsión de la Guardia Civil de Tráfico de Navarra a manos de Bildu, los herederos de ETA y con continuos regalos para los golpistas catalanes de ERC.

Y muy pronto nos dirá Pedro Sánchez, recién nombrado presidente de la Internacional Socialista, que él lidera a los socialistas (ahora en su mayoría populistas radicales) de 132 países del mundo.

Pero da igual, todo son triunfos y medallas para este ‘gran líder’, que dice ser Sánchez de sí mismo y que no se atreve a someterse a las urnas y ni siquiera a una entrevista de un periodista que no sea de la cuadrilla de La Moncloa.

Naturalmente la máscara triunfal de Sánchez caería al suelo si en España existiera un verdadero líder de la oposición y no un político escondido en el burladero del Ruedo Ibérico como es el caso de Feijóo. El que se niega a presentar en el Congreso una moción de censura al gran impostor con el pobre argumento de que perderá esa votación.

Pero por lo menos podría cantarle ‘las cuarenta’ al autócrata de la Moncloa para que una gran parte de españoles se enteren de lo que está pasando de verdad en España y cuál es el verdadero estado de la nación.

Pero preguntamos ¿dónde está el líder del PP y de la Oposición, Alberto Núñez Feijóo? No se sabe. Puede que descansando tras el gran esfuerzo que hizo el pasado martes presentando unas preguntas al Presidente en el Senado.

O sea que entre la euforia desmedida de uno y la ausencia del otro una gran parte de los ciudadanos de este país deambula desconcertada y en medio de una desesperante orfandad a la espera de la próxima cita electoral.

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.