El bochornoso espectáculo de Arrimadas, Bal y Villacís

El bochornoso espectáculo de Arrimadas, Bal y Villacís

EFELa líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, y el portavoz del partido en el Congreso, Edmundo Bal , durante el pleno celebrado este jueves, en el Congreso de los Diputados en Madrid.

Los más de cuatro millones de españoles, que en las elecciones generales del 28 de abril de 2019 votaron la opción de Cs convirtiendo este partido, que lideraba Albert Rivera, en la tercera fuerza política nacional con 57 escaños, han sido defraudados por los primeros dirigentes políticos del partido que no supo gestionar el éxito de aquella cita con las urnas.

Hasta el punto que ¡sólo ocho meses después! y en la repetición de las elecciones del 10-N de 2019 (porque Rivera se negó a pactar un gobierno con el PSOE en abril), Cs perdió ¡dos millones y medio de votos! en un abrir y cerrar de ojos pasando de 57 escaños a solo 10.

Lo que obligó a Rivera a dimitir de sus cargos y a salir de la política tras sus graves errores que luego nos trajeron a los españoles el pésimo gobierno de coalición de Sánchez con UP, y sus pactos con ERC, Bildu y PNV, la alianza Frankenstein.

El asombroso buen resultado de Cs en abril de 2019 fue precedido, tras el intento de golpe de Estado catalán de 2017, de la proeza de Cs en Cataluña cuando en los comicios autonómicos del 21 de diciembre de 2017 este partido, que allí lideraba Inés Arrimadas, se convirtió en primera fuerza de Cataluña con más de un millón cien mil votos y 36 escaños en el Parlament.

Y cuatro años después, y tras abandonar Arrimadas Cataluña, Cs se hundió en los comicios catalanes del 14-F de 2021 pasando de 36 escaños a 6 y de 1.109.000 votos a 153.000. Una hecatombe de Cs en Cataluña similar a la de Rivera en toda España.

Y para completar la debacle de Arrimadas en Cataluña, a la sucesora de Rivera, no se le ocurrió nada mejor en marzo de 2021 que presentar ¡de la mano de Pedro Sánchez! una moción de censura contra el presidente del PP, en Murcia, Fernando López Miras, moción que fracasó con espantoso ridículo.

Y que provocó provoco el adelanto electoral en las CC.AA. de Madrid y Castilla y León donde Cs desapareció. Lo que les volvió a ocurrir un año después en Andalucía, y lo que dejó a casi cero a Cs (con solo un diputado en Valladolid), al tiempo que se los expulsaba de estos tres gobiernos autonómicos donde ostentaban varias consejerías y las vicepresidencias.

Estos hechos son políticamente aterradores y suficientes como para que los actuales dirigentes de Cs hayan disuelto ya este partido. Al que todos los sondeos electorales les anuncian cero escaños en las elecciones generales de 2023. Pero no, lejos de la menor coherencia y vergüenza política, los tres, Arrimadas, Bal y Villacís, están protagonizando un bochornoso espectáculo político con públicas peleas entre ellos y disputándose el cadáver de este partido que lo tuvo casi todo y lo dilapidó víctima de la incapacidad política de sus dirigentes  y de su proverbial idiotez.

Todavía se recuerda como tras sus primeros éxitos en Cataluña, Albert Rivera se presentó en Madrid presumiendo ser ¡’un estadista’! Cuando a lo mas que se aproximaba un osado aventurero que tuvo suerte en su inicio y que dilapidó todo lo que había logrado construir.

Y que ha engañado y defraudado a más de cuatro millones de votantes. De ‘ciudadanos’ de verdad con esperanzas y dignidad y los que nunca más van a votar a Cs. Y si algunos lo hacen esos serán votos perdidos que a Cs no les reportarán ningún escaño en el Congreso y que solo a Sánchez podrían favorecer.

De manera que Arrimadas, Bal y Villacís solo tienen una cosa que hacer: el cerrar y disolver Cs, partido que está prácticamente muerto. Y salir los tres de la política donde ya no tienen nada que hacer.

Sobre el autor de esta publicación

Pablo Sebastián

Pablo Sebastián, actual Editor y fundador del diario digital Republica.com, ha sido el primer periodista en fundar un diario exclusivamente digital de habla hispana en España y America, al iniciar esta su etapa profesional y digital en el año 1997 con EstrellaDigital.es, hace ya 25 años.

Pablo Sebastián, nacido en Córdoba en 1947, es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra y desarrolló una amplia carrera profesional en la que trabajó en todos los diarios impresos de la Transición: ABC, Diario 16, El Pais, El Mundo y El Independiente que fundó y dirigió.

Asimismo fue delegado del Periódico de Cataluña en Madrid, director de Interviú, subdirector de Tiempo, y corresponsal de EFE, ABC y Cambio 16 en Bruselas. Y más adelante corresponsal de TVE en Paris, después de haber dirigido uno de los telediarios (TD3) de la primera cadena de TVE y haber colaborado en radio con RNE, COPE y Onda Cero.

Pablo Sebastián fue vicepresidente de la APE, Asociación de Periodistas Europeos, y luego secretario general y fundador de la AEPI, Asociación de Periodistas y Escritores Independientes. Tiene en su haber el ‘Premio del Periodismo Europeo, el Premio del Movimiento Europeo, el Premio Luca de Tena, así como el Premio a la Libertad de Expresión. Durante la Transición y en la oposición al franquismo fue representante, durante su estancia en Bruselas, de la Junta Democrática de España ante la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.