El Madrid, sin relevos

El Madrid, sin relevos

EFEEl entrenador italiano del Real Madrid, Carlo Ancelotti durante el entrenamiento del equipo en la Ciudad deportiva en Valdebebas.

El titulo de la Supercopa es menor, según. Lo ganó el Barça y en la medida que creció su valoración disminuyó en Madrid. La alegría azulgrana tiene explicación no por el hecho de que con Xavi se haya ganado la primera copa, sino porque se ha conseguido derrotando y muy bien al Madrid. El fútbol vive de las emociones y no las hay superiores a lo que representan los dos grandes clubes españoles. Ahora, en el madridismo ha crecido un estado de depresión y ello no corresponde a la historia de la entidad, ni siquiera a los jugadores que ahora lo componen. Es exagerado considerar que este año no habrá títulos porque, evidentemente, el equipo ha sufrido un bajón físico y anímico importante. Pero recuérdese que no se puede hablar de la muerte madridista hasta que no se publica la esquela. Esta semana tiene la oportunidad de calmar los ánimos en Villarreal. Es partido de Copa del Rey y aunque los antecedentes más recientes pueden vaticinar nueva victoria amarilla, nunca dos partidos son iguales aunque lo disputen los mismos conjuntos y en el mismo césped.

El Barcelona fue muy superior al Madrid en la final saudí. En el triunfo barcelonista se vivió un aspecto que en Madrid no se puede disfrutar. La cantera barcelonista da jugadores como Busquets, Balde, Gavi y Sergi Roberto, por poner ejemplos. En el Madrid no hay futbolistas que inviten a pensar en los relevos de los que han llevado a la entidad a los grandes éxitos de los últimos años. Además no ha habido acierto ni fortuna en algunos de los grandes fichajes de los años procedentes.

El Madrid, que con Ancelotti ganó la Liga de Campeones, estuvo basado en quienes habían llegado a sus momentos óptimos. Junto a la baja de Casemiro ya han llegado los periodos de baja física de los más veteranos. Nos hemos cansado de aplaudir la tenida como eterna juventud de Modric, pero no parece que podamos seguir por el mismo camino. Modric jugó todos los partidos posibles del Mundial y lo acusa. Ancelotti, en la campaña anterior, ganó siempre que recurrió a los clásicos. La posible segunda alineación nunca se consolidó. Ese es el auténtico problema del Madrid actual.

Sobre el autor de esta publicación

Julián García Candau

Nació en Vila-real (Castelló). Periodista.

Fue jefe de Deportes de “Ya”. Jefe de Deportes, Redactor Jefe y cronista parlamentario de “El País”. Director de Deportes de Televisión Española. Director de Deportes de la Agencia EFE. Director del diario “AS”. En la actualidad es colaborador de “Levante”.

Libros: “Santana”, “El fútbol sin ley”, “Historia de los Mundiales”, “Madrid-Barça- Historia de un desamor”, “La moral del Alcoyano”, “Bernabéu, el presidente”, “Celos, amor y muerte. Tragedias y pasiones del toreo” y “El deporte en la Guerra Civil”. Este libro el 26 de abril de 2008, el Premio de la Crítica en Valencia.

Ha colaborado en la Enciclopedia Espasa y en varios libros de diversos autores, entre ellos, “Historia de los espectáculos en España” y “Periodismo especializado”. En la actualidad es el único periodista en activo que informó de la victoria de la selección española de fútbol en la Copa de Europa en 1964. Posteriormente, asistió a las de 1968, 1980 y 2004.

Ha sido cronista de partidos de la selección española de fútbol desde 1963. Es el periodista deportivo que más crónicas ha dedicado al equipo nacional.

Ha sido enviado especial en campeonatos del Mundo de Alemania-74, Argentina-78, España-82, México-86, Italia-90, Estados Unidos-94, Francia-1998 y Alemania 2006.

Ha dirigido cursos de verano en la Universidad Menéndez y Pelayo de Santander y Juan Carlos I en Ronda, sobre cuestiones deportivas.

Ha pronunciado conferencias sobre deportes, olimpismo y lenguaje deportivo en diversas universidades españolas. Formó parte de la Comisión de Prensa del Comité Olímpico Internacional durante cinco años.

En 1975 le otorgaron el Premio Promosport en San Sebastián.

En 1989, recibió el Premio de Periodista del Año de “El Mundo Deportivo” de Barcelona.

En 1992 le fue concedido el premio Víctor de la Serna de la Asociación de la Prensa de Madrid. Es el único periodista deportivo que lo posee.

En 2006, le fue otorgada la medalla de plata el Mérito Deportivo. También fue distinguido con la Medalla del Barón de Coubertin que concede el Comité Olímpico Internacional.