El Gobierno va con Japón

Batet

EFEXXVI Congreso de la Internacional Socialista (IS)

Para que los españoles no se enteren de la gran traición de la entrega del delito de sedición a los golpistas y los sediciosos catalanes de ERC, a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, el presidente Pedro Sánchez le ha encargado que convoque el pleno del debate para acelerar la abolición de la sedición el próximo jueves día 1 de diciembre a la hora del partido decisivo entre España y Japón.

Para que todos los españoles estén pendientes del encuentro del Mundial de Qatar en el que el Gobierno de Sánchez se está posicionando del lado de Japón, porque si España pierde con los nipones (que corren como ratones), el cabreo nacional será de tal magnitud que los españoles ya no hablarán de otra cosa.

Aunque cabe esperar que los niños y los mayores de Luis Enrique salgan airosos y que ‘la roja’ supere la prueba y entre en los octavos de final para desgracia del Gobierno y sus aliados nacionalistas anti españoles. Como los que han impedido y castigado a los niños de un colegio de Palma, donde gobierna la sanchista Armengol, por colocar en su clase una bandera de España en apoyo de la Selección.

Y todo ello mientras imaginamos que ‘Gracito Bolaños’ -así le llama Carlos Herrera al ministro de la Presidencia- iza en la fachada de La Moncloa la bandera del imperio del Sol Naciente y del Trono de Crisantemo. Que es lo mismo que harán Urkullu en el País Vasco y Aragonés en la Generalitat.

Y mientras Meritxell se abanica sofocada en un Hemiciclo plagado de pinganillos, y se relame con la pronta incorporación de su compañero del alma y ex ministro de Justicia Juan Carlos Campo al Tribunal Constitucional.

Al tiempo que la ministra Irene Montero luce, como en Qatar, el brazalete arco iris de los LGTBI en protesta por el bloqueo de las feministas del PSOE a su Ley Trans. La que, por lo que sabemos, está ‘tan bien’ redactada como la Ley del ‘si es sí’ que no para de aliviar las penas de los delincuentes de agresiones y abusos sexuales como se pretende aliviar las condenas de los golpistas catalanes.

Lo que le otorgará a Pedro Sánchez el título de ‘El Magnánimo’ y la máxima condecoración de la ‘Orden in dubio pro reo’, dada su facilidad para bajar condenas y conceder indultos como el que está esperando Griñán, o como el que le tienen prometido a Puigdemont y en ambos casos tras un breve y cálido chapuzón en prisión.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar