Un nuevo horizonte en la guerra de Ucrania

Las autoridades de Ucrania informan de al menos un muerto por ataques rusos en Zelenodolsk, en Dnipró

Europa PressGuerra de Ucrania

La guerra de Ucrania ha experimentado un cambio radical con la anexión unilateral a Rusia de un 15%, aproximadamente, de su territorio tras referendos de muy escaso valor, si no es para las intenciones del Kremlin. Después de que las regiones del Donbás, Jersón y Zaporiyia se hayan incorporado a Rusia, ésta tendrá que defenderlas con todos los medios a su alcance contra cualquier ataque del exterior, no importa si por parte de Ucrania o de la NATO. El presidente Putin lo ha dejado bien claro, aludiendo además al riesgo de una escalada atópica.

La intervención puntual en Ucrania, según los rusos, dejaría paso a la guerra, en su más cruda acepción, si una potencia extranjera violase la soberanía rusa nada menos que militarmente. Es de imaginar que esta jugada de Putin, simultánea al reclutamiento de trescientos mil nuevos soldados, habrá sido prevista por Occidente, o al menos por Estados Unidos e Inglaterra, que son quienes mayor ayuda están prestando a Kiev en ese terreno. Hasta ahora el armamento suministrado ha sido defensivo y, en todo caso, no podría utilizarse más allá de la frontera con Rusia.

Se ignora, sin embargo, cuál sería la reacción occidental si el Kremlin diera por terminada su intervención en Ucrania, pero ratificándose en su decisión de defender a ultranza sus nuevas fronteras, aun a riesgo de recurrir a las armas atómicas que, suponemos, serían tácticas en un primer momento pero podrían desembocar en una guerra atómica a escala mundial.

La prensa extranjera, la alemana y la inglesa por ejemplo, refleja una preocupación mucho mayor de la existente en España, donde el encarecimiento de la vida (y las tribulaciones amorosas de Tamara) gozan de prioridad. Cabe, no obstante, que nos encontremos en el momento más peligroso desde la crisis de los misiles que la URSS quiso instalar en Cuba, país tan soberano como Ucrania, de acuerdo con el gobierno de La Habana pero con la oposición de Washington. La guerra atómica estuvo a la vuelta de la esquina, pero la sensatez se impuso.

Confiemos, aunque cada vez se nos haga más difícil, en que haya también una solución pronta y pacífica para el conflicto de Ucrania (y de la NATO y de la Unión Europea) por una parte y Rusia por otra. En las escaladas mal se puede dar marcha atrás. Y las escopetas las carga el diablo. Sí, ya sé que no tiene mucho que ver, pero me acuerdo, no por el argumento sino por el título, de “La ciudad alegre y confiada”, de Jacinto Benavente.

Sobre el autor de esta publicación

José Luis Manzanares

Nació en 1930. Obtuvo Premio Extraordinario en la Licenciatura de Derecho por la Universidad de Valladolid (1952) y en el Doctorado por la Universidad de Zaragoza (1975).

Ingresó en la Carrera Judicial en 1954 y se jubiló como Magistrado de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo el año 2000. Es también Abogado del Estado (jubilado) y Profesor Titular de Derecho Penal (jubilado). Fue Vicepresidente del Consejo General del Poder Judicial entre los años 1990 y 1996. Desde 1997 es Consejero Permanente de Estado.

Amplió estudios en la Universidad Libre de Berlín Occidental y en el Instituto Max Planck de Friburgo.

Ha pronunciado numerosas conferencias en España, Colombia, Cuba, Alemania e Italia.

Ha publicado más de un centenar de trabajos jurídicos, amén de nueve libros, entre ellos dos Comentarios a los Códigos Penales españoles de 1973 y 1995, habiendo participado en otros diez de carácter colectivo. También ha traducido algunos textos jurídicos del alemán, entre los que destaca la última edición (la 4ª) del Lehrbuch des Strafrechts (Parte General) del Profesor Jescheck. Ha llevado durante años la Sección jurisprudencial del Anuario de Derecho Penal y Ciencias Penales. La misma labor desarrolló en la Revista “Actualidad Penal”, de la que fue Director durante algunos años, desde su primer número hasta su cierre el año 2003. Es también autor de unos comentarios en 2 Tomos al vigente Código Penal tras su reforma por la Ley Orgánica 5/2010, editados por Comares, Granada. Su último libro, publicado el año 2012 por la editorial La Ley, de Madrid, se ocupa de “La responsabilidad patrimonial por el funcionamiento de la Administración de Justicia”.

Ha colaborado en algunos periódicos nacionales, como ABC, Diario 16, La Razón, El Mundo, El País, La Gaceta de los Negocios, La Clave, Epoca y Expansión, y semanalmente, durante muchos años en Estrella Digital. También en la revista alemana “Juristenzeitung” y otras especializadas de México y Argentina.