Capitolio: el espectáculo continúa

Capitolio: el espectáculo continúa

EFEKevin McCarthy

Uno de los congresistas disidentes que complican el nombramiento de presidente de la Casa de los Representantes en Washington declaró sobre el asalto al Capitolio que eran turistas de visita; solo le faltó añadir que amable visita. Con semejante personal es con el que tienen que lidiar en la poderosa cámara norteamericana donde se cuece la política nacional y mundial. Finalmente, antes o después, habrá presidente republicano que gestionará una débil mayoría preparada para obstruir sin cuartel la política de Biden.

El espectáculo de los disidentes, todos ellos asociados al llamado Freedom Caucus y antes Tea Party, pone de manifiesto las tensiones internas del Partido Republicano contaminado por Donald Trump y antes por la corriente conservadora más extremista. Los dos años que quedan de legislatura demócrata, con temas tan serios como la continuidad del apoyo a Ucrania, cuentan con una exigua mayoría en el Senado que facilitará nombramientos y apoyo legislativo, pero con minoría al otro lado de la cámara que intensificará las investigaciones contra la Casa Blanca y a la obstrucción a las iniciativas legislativas del presidente y el Partido Demócrata.

Las tensiones internas en el Partido Republicano que tiene que tomar distancia de Trump y evitar su candidatura el 2024 abren oportunidades para acuerdos concretos con representantes republicanos moderados que quieren recuperar la esencia del “viejo partido” con espacio para el consenso y la gobernabilidad.

La agonía de Trump está siendo larga desde su derrota en noviembre de 2019 con malos resultados para los republicanos que empiezan a notar el cambio de que si antes no podían ganar contra Trump ahora no ganan con Trump. Un cambio lento pero constante que quedará patente a principios del 2024 cuando empiece la larga carrera de primarias para las nominaciones presidenciales y las elecciones al capitolio de noviembre de 2024.

La figura de Biden, que hace un año aparecía declinante, especialmente tras la retirada de Afganistán, ha recuperado aceptación e incluso posibilidades de reelección a falta de otro candidato demócrata con posibilidades.

Sobre el autor de esta publicación

Fernando González Urbaneja

Nacido en Burgos en 1950, licenciado en Ciencias Políticas y titulado en Periodismo.

Desde 1999 hasta el año 2006 profesor asociado del departamento de Historia Económica en la Universidad Carlos III.

En la actualidad es colaborador habitual de los diarios ABC y otras publicaciones. Desde noviembre de 2003 a diciembre de 2011 preside la Asociación de la Prensa de Madrid y desde abril del 2004 hasta septiembre de 2008 Presidente de la Federación de Periodistas de España (FAPE).

Autor de los libros “Rumasa” (Planeta, 1983); “Banca y poder, la pasión por ser banquero” (Espasa Calpe, 1993); “Ética en la empresa informativa” en “Ética y empresa, visión multidisciplinar”, (Fundación Argentaria-Visor, 1997).

El Gobierno le designó en mayo de 2004 como miembro del comité de expertos para la reforma de los medios de comunicación de titularidad del Estado.

Actualmente es Decano del Departamento de Periodismo y Comunicación Audiovisual Facultad de Ciencias de la Comunicación Universidad Antonio de Nebrija.