Arrimadas pide a Feijóo una ‘moción de censura’

La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas

EUROPA PRESSLa líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas

La todavía líder de Cs Inés Arrimadas le ha pedido al presidente del PP y líder de la Oposición Alberto Núñez Feijóo que presente en el Congreso de los Diputados una ‘moción de censura’ contra el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, con motivo de la derogación del delito de sedición.

Pero esa moción de censura, que ganaría Sánchez en la votación y puede que también en el debate, visto lo ‘correoso del personaje’ y su capacidad para mentir, podría convertirse en una ‘trampa de elefantes’ para Feijóo o en el mejor de los casos solo en una leve mejora de su liderazgo.

Sin embargo Arrimadas -que no quiso a presentar una moción de censura en el Parlament cuando Cs era el primer partido catalán- ahora azuza a Feijóo contra Sánchez cuando en realidad ella apoya a Sánchez con su más que inútil empeño en mantear activo y como un zombi lo que queda de Cs. Cuando lo que debería hacer, en favor de la unidad del centro derecha, es cerrar Cs o negociar su integración en el PP.

Impidiendo de esa manera Arrimadas que los miles de votos que aún le quedan a Cs en España, y que no les aportarán ni un solo diputado, se vayan a la papelera de la abstención y de los votos que blanco en beneficio de Sánchez y del PSOE.

Que es, en definitiva, para quien políticamente y a su pesar ‘trabaja’’ Arrimadas con su empeño inútil de mantener con la respiración asistida las siglas de ‘Cs’. Mientras sus votantes y dirigentes continúan pasándose al PP de cara a las elecciones autonómicas y las municipales del próximo 28 de mayo, que serán las últimas de Cs porque las generales a diciembre no llegan.

Una cita muy importante la de Mayo en la que, entre otras muchas cosas, está en juego la emblemática ciudad de Madrid donde la vice alcaldesa Begoña Villacís de Cs no descarta integrarse en la candidatura del PP que lidera Almeida.

Porque, dada la polarización política de ‘bloques’ que impera en España, las elecciones locales y regionales de mayo se van a desarrollar en claves de debate nacional. Y ello le impedirá a Villacís lograr los dos o tres concejales con los que sueña y que no serían suficientes para que Almeida renueve la alcaldía de Madrid.

Al tiempo que Villacís está meditando presentarse ella como la alternativa a Arrimadas en el liderazgo de Cs, lo que tendría sentido si esa alternancia en Cs fuera el preámbulo de un proceso urgente de integración en el PP para reconstruir el centro derecha español, bajo el liderazgo moderado de Feijóo.

Arrimadas, tras la senda de autodestrucción de Cs que abrió Albert Rivera, se ha equivocado en todo. Empezando por pactar con Sánchez una moción de censura en Murcia contra el presidente autonómico del PP. Un disparate que resultó fallido y provocó el adelanto de las elecciones en Madrid en las que Cs se hundió.

Y que se sumó a su anterior fracaso en Cataluña del 14-F de ese año, y posteriormente al hundimiento de Cs en Castilla y León. Y sobre todo en Andalucía, donde sacó cero diputados tras lo que su líder en el Sur, Juan Marín, dejó Cs y se pasó trabajar con Juanma Moreno en la Junta.

Pero ¿no dice Arrimadas todos los días que hay que sacar a Sánchez del poder? Pues ¿a qué espera para pasarse al PP? Pues por lo visto Arrimadas solo espera que Cs, a finales de 2023, saque un solo escaño por Madrid: ‘¡el suyo!’ Para seguir ella desde el Grupo Mixto del Congreso y con un solo voto haciéndole a Sánchez la oposición.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar