También los que valen son valientes

Primera precisión: me congratula manifestar el tácito reconocimiento a la elegante actitud del público de Madrid (sin excepciones ni localizaciones puntuales) para con Alejandro Talavante en los prolegómenos de la corrida, obligándole a saludar una cerrada ovación como premio al “gesto” de haber participado en el bombo del sorteo puro, una fórmula novedosa cuya explicación […]