Los “alcurrucenes” pincharon en hueso

Dejemos clara una cuestión de principio: la corrida de Alcurrucén fue un desfile de mansos de distinto tipo y condición, una variada gama de pigmentos que destiñen la casta del toro bravo, convirtiéndole en una muralla difícilmente franqueable para quienes pretendan crear con semejante materia viva el arte dinámico del toreo. Y permítanme que traiga […]