Fernando Domecq, se va

En un principio, los ganaderos de reses bravas de la península Ibérica se identificaban con el amo de las concentraciones de ganado vacuno de irascible comportamiento que se registraban en las estribaciones pirenaicas y del sistema central, las zonas ribereñas de las corrientes fluviales, las vegas marismeñas de la Bética y las praderías de la […]