No me lo creo

No me lo creo. A pesar de que la noticia se ha asentado –y ha hecho fortuna– en los modernos vehículos de comunicación, me resisto a tomar por buena la iniciativa de habilitar el hermosísimo edificio de la plaza de toros Monumental de Barcelona para reconvertirlo ¡en una mezquita! No me lo creo. Los despachos […]