Coordinadora de Mujeres de Valladolid

Cartel“Coordinadora de Mujeres de Valladolid”, así se designa a un Organismo cuya función, supuestamente, sería la de trabajar solidariamente en defensa de lo que, en la moderna jerga política, sería el “conjunto de la ciudadanía” que afecta al género femenino del lugar, esto es, el somatén que debe estar ojo avizor para que la mujer vallisoletana no vuelva a las andadas en lo que al tratamiento respecto del hombre se refiere en cualesquiera de las vertientes que confluyen en la configuración de la sociedad de nuestro tiempo. Bien. Me parece justo y necesario.

Ahora voy y leo que el Organismo de referencia ha puesto el grito en el cielo al contemplar el cartel anunciador del Pregón Taurino que este año pronunciará en mi querida Pucela el compañero Zabala de la Serna, un acto esencialmente literario que pretende dar a conocer la temporada de toros de una ciudad declarada “taurina” por la municipalidad. El cartel en cuestión reproduce una de las obras más notables del pintor Carlos Ruano Llopis, maestro indiscutible de la especialidad pictórica, en la cual, se refríen las estampas de dos de sus cuadros más celebrados: el de la inauguración de la temporada en Barcelona, el año 35, y el del “pase de las flores”, llamado así porque un puñado de rosas sirven de aditamento a la reproducción de la suerte que protagoniza Victoriano de la Serna, creador de la misma y abuelo por cierto del conferenciante. Pues bien, como en el conjunto destaca poderosamente la presencia de una bella mujer ataviada con montera que se cubre el hombro y parte de la espalda con un capote de paseo bordado en oro; y como la espalda –el omóplato y poco más– y el brazo están ¡desnudos!, la portavoz de la Coordinadora ha alzado su voz de talibana enfurecida. ¡Hasta ahí podíamos llegar! (se supone que hasta esa parte de la espalda y el brazo). Total, que le ha puesto las peras a cuarto a la concejal (¿debo decir concejala, queridas “miembras” de la Coordinadora?) de Bienestar Social, instándola a que retire de inmediato el citado cartel por “sexista”.

Nada más conocer la “noticia”, abrí mi cuenta de twitter para poner pie en pared a los desvaríos de quienes representan a la citada asociación, no sea el demonio que vayan al museo del Prado, eleven su más enérgica protesta por la exhibición de las Tres Gracias de Rubens a culo pajarero o el insinuante trocito del vello púbico de la  Maja Desnuda de Goya, pongo por caso, y las hagan retirar de sus salas correspondientes. Estas mujeres coordinantes de Valladolid, ya lo ven, son capaces de cualquier cosa.

BelmonteEs de esperar que la edil (¿debo decir edila?) del ramo, Rosa Hernández, tome el asunto como corresponde, es decir, como una solemne estupidez, una más de esa facción del feminismo que trabaja sobre encefalograma plano. Ahora bien, si la reclamación prosperase, propongo la inmediata creación de una Coordinadora de Hombres –subvencionada con dinero público, por supuesto–, que empiece por impedir la exhibición como futuro cartel taurino del magnífico cuadro de Romero de Torres con Juan Belmonte portando capote de paseo, pero con la tetilla al aire. Y, por supuesto, los afiches en los que Manzanares marca tableta de torso y abdomen, también con capote de paseo al hombro. Y algún torero más, agraciado físicamente con apolíneas formas, que pueda exhibir sin pudor su cuerpo serrano. ¡Sexismo puro! A ver qué pasa.

Si estas cosas leyeren las interesadas seguro que me pondrán a parir, acusándome de uno de los mayores delitos que pueda el hombre cometer en esta contemporaneidad: el de “machista”; lo cual, en este caso, me trae completamente al pairo. Y es que, tal como se han puesto las cosas,  si alguien del género masculino advierte ciertos excesos o repara en que las activistas de estos colectivos se han pasado siete pueblos en sus reivindicaciones, será llevado de inmediato al auto de fe que condena a ese “machismo” tan peculiar, en el cual, la llama de la intolerancia prende en la carne del opositor. O se le lapida, que es más limpio. País de necios (y necias), que diría Forges.