Epistolario apócrifo. Sobre las fundas en los cuernos (respondiendo a El Buñolero)

Antes de nada, querido Buñolero, déjame que justifique el inicio de este epistolario, a sabiendas de su carácter impenetrable y marginal respecto de los cánones postales y del yuyu que pueda acarrear para el que suscribe tan esotérica actividad, cual es la de cartearse con los muertos; pero creo que es saludable tener a mano […]