Nos vamos a Formentera

Formentera

Turismo de FormenteraFormentera

Antes de que llegue el “general invierno” y gracias a nuestros amigos Poti y Javier, nos vamos a Formentera.

Esto es algo que no me suelo atrever a decir, y menos aún al final del verano, cuando más cansados estamos de las vacaciones; pero creo que, esta vez, este año, ante el invierno que nos espera, hay incluso que escribirlo en voz alta, titulando: “Nos vamos a Formentera”.

Decir Formentera no es sólo decir Mediterráneo, agua cálida y clara, calma de luz y de playa.

Decir Formentera es no hacer nada, que es lo mejor que se puede hacer en Formentera.

Cada año somos más los que vamos a Can Grelo y, la verdad, no sé cómo hacen Poti y Javier para que, al final, quepamos todos; y si no cabemos, acaban encontrando algún alojamiento tan cerca que no exime de la única obligación no escrita de Can Grelo: desayunar juntos.

A esa hora en la que nos faltan litros de café a todos, se produce un silencioso trasiego de buenos días algo roncos, acompañados del tintineo blanco de las tazas y de los platos mientras el azul del día, bajo los pinos, con el mar al fondo, inunda de luz la mesa. Todos ayudan, ayudamos. Pero no hay tareas asignadas. Y, aún así, la coordinación es tan perfecta como la de una bandada de estorninos que acude a comer a los campos, uno tuesta el pan, otra pone el mantel, otro las servilletas, otra la mermelada, la mantequilla, el aceite con pan y tomate, el azúcar negro portugués, la leche, ¡el café!

Y así empieza el día de la mejor manera posible con la perspectiva por delante de no hacer nada.

Nada.

¿Hay algo mejor qué hacer?

Este año además se diría que lo necesitamos.

Miramos el tiempo para esta semana como si nos fuera la vida en ello: que haga Sol, que el viento sea Sur, que el mar sea un Plato.

Somos plenamente conscientes del invierno que nos espera cuando regresemos, no tanto por vivir en Galicia, que también, sino porque el corte de Putin ayer, cerrando el gas, anuncia la verdad en la que nos hemos somorgujado sin querer enterarnos del todo: que estamos en guerra.

Una guerra energética.

Hace treinta años, escuché decir a una profesora de educación ambiental que las guerras del futuro serían por los recursos naturales como el agua. En aquel momento me sorprendió. Hay cosas que damos por hecho: el agua, la luz, no pasar frío en invierno.

Y puede que este invierno, esos hechos, se desvanezcan.

Por primera vez, desde que tengo conciencia de mi propio pensamiento, me veo mirando los árboles como combustible. Observo con atención el grosor de las ramas secundarias y busco quien haga la poda este invierno, para el invierno que viene, tras abonar el trabajo con lo más valioso que habrá en los próximos meses y años: la leña.

Mi hijo Guillermo me habló hace unos días de “El libro de la madera” de Lars Mytting, no tanto de si le parecía bueno o malo el libro, sino de la cultura de la madera que relata y que existe en los países donde, si no tienes gas, o te quedas sin luz, te puedes morir de frío si no tienes leña.

Y este invierno, vamos a pasar mucho frío, que es lo peor que se puede pasar en la vejez porque, envejecer, como dijo Pla en una entrevista, es un progresivo enfriamiento.

Pero antes, nos vamos a Formentera.

Y lo digo.

Y lo anuncio.

Y lo escribo.

Y titulo.

Nos vamos a Formentera.

Al calor de la amistad verdadera.

Sobre el autor de esta publicación

Mónica Fernández-Aceytuno

Nace el 4 de mayo de 1961 en Villa Cisneros (Sáhara Español).

Licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad Complutense de Madrid se dedica desde 1991 a la divulgación de la Naturaleza en la prensa por lo que obtiene en el año 2003 el Premio Nacional de Medio Ambiente “Félix Rodríguez de la Fuente de Conservación de la Naturaleza” por su labor de difusión, y en el año 2007 el Premio Literario Jaime de Foxá.

El dos de octubre de 2008, se le entrega la Medalla de Honor del Colegio de Ingenieros de Montes al Mérito Profesional por su actividad en la prensa y en Internet.

Es columnista de ABC desde 1997, y colabora asiduamente en el suplemento NATURAL de ABC.

En 2007 funda el portal de la Naturaleza www.aceytuno.com, del cual es editora.