Horizonte

Como no puedo dormir, me he levantado a escribir. Salgo afuera sin saber qué hora del conticinio es, y me recibe una bruma que desdibuja las luces de Merille, tan clamorosamente encendidas, apagando las estrellas. Tengo un amigo que se desespera con estas cosas, y no me extraña. Porque es una de esas cuestiones en […]