La paz

Escribo desde el cuarto donde me conecté a Internet por vez primera, hará casi veinte años, y la conexión parece haber dado sólo un paso desde entonces. No hay velocidad. No la hubo nunca, y sigue sin haberla. Escribo con la ventana abierta porque en Galicia no hay en este día ni una sola nube, […]