Al sol

Al sol, hay que esperarlo. Y no sé si llegará a entrar por las ventanas de la casa que, en la rue Lepic, pasaremos una buena temporada al cuidado de nuestra nieta. Todo será nuevo, la orientación, los sonidos, los pasos de la gente, el atelier de enfrente que casi siempre está cerrado, y la […]