Ilustradores

Llegó esta mañana la cartera, bajo una lluvia muy cálida, casi tropical, a entregarme un libro que estaba esperando. No eran uno, como creía, sino dos volúmenes de tapa dura y encuadernados en rojo, con manchas oscuras sobre la piel, como de agua de una lluvia muy antigua. Con letras doradas, pone en el lomo: […]