El Ártico

Caminaba por delante del Palacio del Marqués de Salamanca, donde siempre quise entrar. Desde afuera había visto las esculturas, unas celosías de Cristina Iglesias, quien también hiciera las hermosísimas puertas vegetales de bronce de la ampliación del Museo del Prado, y una magnífica exposición no hace mucho sobre el agua en el Reina Sofía. Yo […]