2013

Era todo llanto al acabar el año. Se diría que el vaho de los 365 días vividos se condesaba de pronto en los ojos de mi abuela Mary para convertir en lágrimas los días ya pasados. Lloraba todas las Nocheviejas. ¿Qué pensaba? ¿Por qué lloraba tan desconsoladamente? ¿Era de alegría? ¿Era de pena? Jamás se […]