300 historias de palabras, de Juan Gil

índice300 historias de palabras. Juan Gil (dir.). Espasa Calpe. 2015. Tapa dura. ISBN: 9788467046175. 360 págs. 22,90 €.

Si nos siguen mínimamente, sabrán que somos unas friquis —tercera acepción— del lenguaje. Esto, unido a nuestra calma ante el vertiginoso ritmo de novedades del sector editorial, nos lleva a hablarles hoy de un libro de 2015: 300 historias de palabras, coordinado por el eminente latinista Juan Gil, miembro de la Real Academia Española.

La premisa es que la lengua es un ente vivo en constante evolución, y que las palabras viajan en el tiempo y en el espacio y cambian su forma, su significado y sus usos. Con ese punto de partida, Fernando de la Orden, Manuel Durán y Juan Gil muestran —e ilustran— los lances y avatares que han sufrido algunas palabras de nuestro idioma hasta alcanzar su forma actual, que no definitiva. La selección, indica la editorial, responde a la curiosidad o simpatía de los vocablos, a la historia que hay tras ellos y a su capacidad para ejemplificar fenómenos evolutivos concretos. Además, han procurado incluir voces procedentes de distintas lenguas.

Y así de abolengo llegamos a zombi pasando por todo un muestrario de historias de palabras. Las hay de uso corriente o más ocasionales, las hay que hunden sus raíces en la Edad Media y las que apenas accedieron al Diccionario a mediados del siglo pasado. Las hay con un origen evidente (la preciosa algarabía) o con un uso renovado (casta). Los tragaldabas (palabra también estudiada) podrán profundizar en el origen de los términos acelga, albóndiga, besamel (o bechamel o besamela), bizcocho, café, cerveza, chicle, chocolate, coco, jamón, margarina, mandarina, orégano o vino, aunque tendrán que tener cuidado de no alimentar el michelín.

El mundo del libro, que tan caro nos resulta, también ofrece algunas entradas: atlas, enciclopedia, mamotreto y novela. Calle este último término las bocas de aquellos que proclaman su fin desde hace lustros, décadas... Nosotras nos vamos a leer. Chao.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *