George, de Alex Gino

George. Alex Gino. Traducción de Noemí Sobregues Arias. 2016. Nube de Tinta. ISBN: 9788416588060. 7,99 €. A partir de 12 años.

George cree que jamás podrá decirle a nadie que ella, en realidad, es una niña.

Un día, su profesora anuncia que su clase va a representar una obra de teatro. Y George desea con todas sus fuerzas el papel de la niña protagonista, Charlotte. Pero su profesora le dice que ni siquiera puede hacer la prueba para el papel... porque es un chico.

Con la ayuda de Kelly, su mejor amiga, George traza un plan. No solo para poder ser Charlotte en la obra, sino para que todo el mundo sepa, de una vez por todas, que es "ella" en realidad.

 george alex gino

 

Nos ha encantado este libro. Tiene muchas de las cualidades que buscamos en los textos que sugerimos para lectores jóvenes: mensaje sin almíbar, simpleza (que no superficialidad), ternura y una trama bien llevada que engancha hasta el final.

Estas ciento y pocas páginas nos acercan a su protagonista, George, que se ve en la tesitura de gritar a su mundo más cercano algo que no todos entienden a la primera: el sexo asignado no define el género. Este libro es importante porque con una notable economía de medios puede llegar fácilmente a cualquier lector. También lo es porque el personaje de George está construido de manera delicada y creíble. El autor sabe de lo que habla y se nota; un truco que no falla nunca a la hora de ofrecer al lector protagonistas inolvidables como este.

Pero en la lectura de George hay algo que chirría. A medida que avanzamos en la historia, nos damos cuenta de que lo que le sucede a George choca con la realidad. La comprensión que recibe por parte de todos  –excepto del macarra de la clase– no se corresponde, por lo general, a lo que les sucede a diario a niños y adolescentes con este tipo de problemas. Alex Gino ha hecho más interesante y grande esta novelita al construir un modelo positivo para evidenciar que como hermanos, padres, profesores o amigos no resulta tan difícil comprender y apoyar a los demás.

No hay que mirar a otro lado cuando oímos en las noticias que los adolescentes se suicidad por ser acosados al mostrarse simplemente como son. Gino no elige el victimismo ni el drama, pero nos lleva hasta esa crueldad por otro camino y nos propone un mundo mejor, un mundo posible que podemos y debemos hacer real entre todos.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *