Balada del consentimiento a este mundo, de Bertolt Brecht

índiceBalada del consentimiento a este mundo. Bertolt Brecht. Ilustraciones y diseño de Henning Wagenbreth. Traducción de Jorge Hacker. Libros del Zorro Rojo. 2014. Tapa dura. ISBN: 9788494247385. 48 págs. 13,50 €.

A principios de agosto consigné en un post algunos de los libros que atiborraban mi maleta veraniega. Los más cortitos “cayeron” antes de llegar al aeropuerto. Fue el caso de esta imprescindible edición de Balada del consentimiento a este mundo, de Bertolt Brecht.

Radical en el sentido etimológico del término, Brecht fue un lúcido observador y practicó una literatura militante. Esta balada, escrita entre 1931 y 1932, es escalofriantemente aplicable a nuestros tiempos. El narrador es un cínico consentidor que observa el mundo que lo rodea con una cierta frialdad —“No soy injusto, pero tampoco valiente”, comienza el poema—. Circulan por la balada terratenientes, patrones, militares, políticos, burócratas, jueces, policías, periodistas, intelectuales, comerciantes, médicos, ingenieros, maestros, científicos, curas... Una muestra representativa de los estamentos del poder y los pilares que los sustentan.Balada2

Las veladas acusaciones (el narrador no juzga) hablan de nuestra sociedad. No en vano, el nazismo apuntaló el statu quo de principios del siglo XX. Y la inestabilidad de los años treinta tiene un duro reflejo en las crisis del siglo XXI —“Los profesores, que con bellas palabras / justifican lo que su mandatario hace, / hablan de crisis financiera en vez de crímenes”—.

Por si la balada no fuera contundente por sí misma, el diseño y las ilustraciones del artista berlinés Henning Wagenbreth sugieren, golpean e incluso perturban al lector. “La ilustración no es decoración: como todas las disciplinas artísticas debe tener una relevancia social y aportar debate”, aseguró Wagenbreth en una entrevista.

Hace ya tiempo que algunas voces críticas claman contra los desmanes y los desvaríos del mundo en el que vivimos. Se dice, y queda en el aire, difuso, que las crisis humanitarias actuales son las más graves desde la segunda guerra mundial. Se comenta, y todo sigue su curso, que la desigualdad crece cada vez más rápido. Y así, otra cita de Brecht que recoge este librito necesario adquiere todo su sentido: “No acepten lo habitual como cosa natural, pues en tiempos de desorden sangriento, de confusión organizada, de arbitrariedad consciente, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer imposible de cambiar”.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *