La forma de las ruinas, de Juan Gabriel Vásquez

EAL20653La forma de las ruinas. Juan Gabriel Vásquez. Alfaguara. 2016. Tapa blanda. ISBN: 9788420419497. 560 págs. 18,90 €.

Cuenta Juan Gabriel Vásquez en una entrevista que le obsesiona la idea de que la novela es una manera de comprometerse con el mundo, de comprenderlo. Y este incuestionable —aunque cuestionado— valor instrumental de la ficción es el que subyace en su última novela, La forma de las ruinas, una obra rotunda e impactante. Escrita en primera persona por un narrador llamado Juan Gabriel Vásquez, el componente autobiográfico facilita la catarsis, o el exorcismo, que parece necesitar Vásquez el escritor.

En 2014, un hombre es detenido en la Casa Museo de Jorge Eliécer Gaitán, en Bogotá, por intentar robar el traje que llevaba el prócer el día en que lo asesinaron, el 9 de abril de 1948. Esta fecha, familiar para cualquier colombiano, vertebra La forma de las ruinas. No teman que la novela les resulte ajena: como todos los buenos textos, trasciende lo particular y se mete de lleno en cuestiones universales. Porque ¿qué país se libra de la sensación de que la historia oficial oculta elementos fundamentales? ¿Quién no ha sentido a veces la tentación de dejarse seducir por teorías conspirativas que resultan más verosímiles que los discursos del poder?

El detenido es un viejo conocido del narrador Vásquez; de hecho, es quien lo embarca en el monumental empeño de escribir una novela sobre la muerte de Jorge Eliécer Gaitán. La ardua —tanto en la ficción como en la realidad— investigación bucea en el pasado de Colombia, llega a 1914 (año en que mataron al senador Rafael Uribe Uribe), explora los orígenes de la violencia del medio siglo y compara esos dos asesinatos con el magnicidio de John F. Kennedy.

La estructura y el ritmo de la novela hacen que la lectura sea compulsiva, y el lector tiene la sensación de que acompaña al narrador y al escritor en su labor de indagación. Salvo un par de detalles que nos distancian del texto (fíjense que hay un fragmento extenso en el que perdemos de vista al narrador), La forma de las ruinas tiene muchas papeletas para ser la mejor novela que hemos leído en los últimos tiempos. No lo duden.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *