La brújula apunta al Harry Ransom Center

Si existiese una brújula que marcase un hipotético norte literario sin duda apuntaría a Austin. La capital de Texas tiene a gala ser la sede del Harry Ransom Center. Un lugar sagrado para los estudiosos y amantes de las letras que destaca por sus números: 42 millones de manuscritos, cerca de 1 millón de libros raros, 5 millones de fotografías y 100 000 obras de arte de todo tipo. Por no hablar de los 125 000 visitantes anuales, entre expertos, profesores y estudiantes, que dan sentido a «uno de los mejores centros de investigación de humanidades de Estados Unidos», en palabras de su actual director, Stephen Enniss.

No todo son cifras. El Harry Ransom custodia una Biblia de Gutenberg (ca.1455), la primer fotografía, un mechón de pelo de Byron, archivos fílmicos de Robert de Niro, así como los del productor David O. Selznick  de la película Lo que el viento se llevó, obras de Frida Kahlo y Diego Rivera, la primera edición de Alicia en el País de las Maravillas,  documentos y correspondencia de Jorge Luis Borges, manuscritos originales de James Joyce, Samuel Beckett, Tennessee Williams, Doris Lessing, Norman Mailer, Anne Sexton o J.M. Coetzee; cuadernos de trabajo de David Foster Wallace, Cormac McCarthy y media vida y obra de Gabriel García Márquez.

Tomamos resuello para explicar que reunir estas joyas ha sido posible gracias a Harry Huntt Ransom (1908-1976), fundador, en 1957, del núcleo originario de la actual sede, el Humanities Research Center. El mundo de las letras le debe mucho a su vicio de comprar bibliotecas y coleccionar libros.

Si pueden y tiene ganas de ir, apunten la dirección:

Universidad de Texas

300 West 21 St. Street

Austin, Texas 78712

Estados Unidos

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *