¡Por Dios, que no se entere nadie!, de Enrique Jardiel Poncela

untitled¡Por Dios, que no se entere nadie! Mis mejores cuentos de humor, Enrique Jardiel Poncela. Ed. Verbum. 2014.Tapa blanda. ISBN 9788490740682. 281 págs. 18,99 €
Escribir sobre Jardiel Poncela sin resultar ingenioso y veloz da un poco de vergüenza, pero tendrán que leerme igual.
Casi todo el mundo ha visto una obra de teatro de Jardiel, en verano, con poca escenografía y demasiada sobreactuación: Eloísa está debajo de un almendro, Usted tiene ojos de mujer fatal y sin duda, la de mejor título: Espérame en Siberia, vida mía. Los cuentos de Jardiel (que no es nombre, sino primer apellido) no se conocen tanto. En la colección de narrativa de la Editorial Verbum, se han recogido cuentos publicados a partir de 1920 en periódicos y semanarios. Prescribo uno por la mañana y otro por la noche antes de acostarse. Jardiel es rápido y condensa mucha retranca en pocas líneas. El abuso de su prosa y broma puede provocar saturación.
El que da título a la recopilación es una historia increíble y absurda, tan bien contada y con la sempiterna cancioncilla de ella: “¡Por Dios, Mariano, que no se entere nadie!, que es buen lugar para empezar el libro.
El apartado dedicado a Celuloides Rancios (pág. 218 y ss) comienza con Emma, la pobre rica. Jardiel escribió estos textos por encargo de la productora americana Fox retratando los géneros de vodevil, melodrama, western… de corta duración para su proyección en cines de Norteamérica. Además de leerlos, el próximo 19 y 20 de mayo 2015 puedes ver una adaptación "Los Celuloides de Jardiel" en el Teatro Fernán Gómez de Madrid. La compañía que lo produce, Albacity Corporation, podría ser una propia invención del autor.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *