La vida que pensamos, de Eduardo Sacheri

La vida que pensamos. Cuentos de fútbol. Eduardo Sacheri. Alfaguara. 2014. Tapa blanda. ISBN: 9788420416342. 336 págs. 18 €.

Confieso sin sonrojo que, en calidad de observadora, no soy aficionada a casi ningún deporte. Sin embargo, la curiosidad ha vuelto a poner entre mis manos un libro de relatos deportivos. El anterior, Knock Out, de Jack London, tenía el aval que merecen los clásicos. Las credenciales de este eran más difusas; su autor escribió la novela en la que se basa El secreto de sus ojos, una película que me entusiasmó. La vida que pensamos me reafirma en la idea de que Eduardo Sacheri es un escritor de calidad.

Como ocurre con los grandes narradores, los cuentos de Sacheri hablan de fútbol, pero son mucho más que cuentos sobre fútbol. Hablan de la amistad, del amor, de la muerte, de hermanos y padres a los que se echa de menos, de nietos robados en dictaduras, de personas que cambian y de personas que siguen siendo las mismas… Contra la “renovadora” corriente dominante, los narradores de estos cuentos no son tramposos; no escamotean información al lector, pero sí la dosifican con ingenio, con maestría, de forma que uno —y disculpen el tópico— devora las páginas.

En una nota preliminar, Eduardo Sacheri se sacude de un plumazo a quienes le preguntan por qué escribe cuentos de fútbol. Y sus motivos nos convencen. El primero, en nuestra modesta opinión, distingue a los narradores de los pseudoescritores (posmodernos o no): “Me gusta contar historias de personas comunes y corrientes. […] me seduce y me emociona lo que hay de excepcional y de sublime en nuestras existencias ordinarias y anónimas”. Así, los personajes son verosímiles, reales, cercanos, y nos hacen reír y emocionarnos.

No voy a contarles cómo acaba el partido. Espero, eso sí, haberles suscitado la suficiente curiosidad como para que ahora, igual que yo, quieran jugar en el equipo de Sacheri.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *