Lonely Planet: La mejor comida callejera del mundo

La mejor comida callejera del mundo. Lonely Planet. 2012. Tapa blanda. ISBN: 9788408013297. 224 págs. 17,95 €.

Ya entrados en diciembre, muchos de ustedes habrán padecido unas cuantas cenas prenavideñas con motivo de las inminentes fiestas. Si su bolsillo o su estómago no toleran pisar un solo restaurante más pero les agrada el exotismo gastronómico, háganse con un ejemplar de La mejor comida callejera del mundo.

La prestigiosa editorial de guías turísticas Lonely Planet —de la que les hablamos en el ya lejano mes de julio— ha fichado al escritor gastronómico Tom Parker Bowles (sí, señores, el hijastro de Carlos de Inglaterra, el príncipe sin trono) para elaborar este suculento libro. Merced a una errata graciosa, Parker Bowles ha contado con una amplia nómina de “colaboladores”, que se habrán puesto cual bolas a fuerza de catar comida callejera.

El caso es que la principal motivación del hijo de Camilla a la hora de viajar es comer, preferiblemente en la calle. No en vano, en los puestos callejeros es donde se encuentra la esencia de la gastronomía y de la vida cotidiana de muchos países. Así, el libro plantea un recorrido que nos lleva de norte a sur y de este a oeste. Brasil, Italia, Australia, India, Estados Unidos, Vietnam, Bosnia, Marruecos, Grecia, Birmania, Chile, Senegal… Algunos destinos tienen una presencia mayor, cosa lógica; las gorditas, los tacos, los tamales de México dan más protagonismo al país que los gloriosos churros, única receta callejera de nuestro territorio (para gloria de la “marca España”).

La estructura del libro es acertada y las fotos resultan sugerentes. En cada receta se explicita el grado de dificultad y los utensilios necesarios, y viene complementada por varias secciones fijas: qué es, la experiencia, origen y dónde probarlo. Inevitablemente, al lector-cocinero le entran ganas de comer arancini sicilianos, de intentar aproximarse al chole batura de la India, de hornear unos pastizzi malteses o de desplazarse a Perú para degustar un ceviche.

Si ustedes son de los que tampoco han salido de la crisis, inviertan 17,95 euros este libro, pero tengan en cuenta (por aquello de que no se les alarguen los dientes en demasía) que cumple lo que consideramos uno de sus objetivos principales: invitar a viajar y a comer.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *