Diarios de un francotirador, de Albert Boadella

 

Diarios de un francotirador. Mis desayunos con ella, Albert Boadella. Ed. Espasa, 2012. ISBN 978-84-670-0911-8. 223 págs. 19,90 euros.

Con un estilo que de telegráfico y austero semeja al de Gurb, va contando Boadella cómo transcurre su vida desde julio 2009 hasta julio 2012. Profundamente enamorado de su mujer (lo ha dejado claro en libros anteriores, Adiós Cataluña, premio Espasa de Ensayo 2007), insiste en que lo que más le gusta en la vida es desayunar junto a ella. Con este tema inicia cada una de las entradas de este diario: la anécdota particular da pie a la reflexión sobre el momento, las gentes o el lugar al que quiere referirse.

Se habla de política, de políticos (apunta la idea de denunciar por competencia desleal a algunos de ellos con el agravante de utilizar en su favor la legislación, el dinero público y la publicidad en los boletines y medios oficiales (pág. 120) de la incomprensión de vecinos y compañeros de profesión y nuevamente se habla de Dolors, su mujer, sin contarnos nada especialmente íntimo si manifestar un amor incondicional por alguien no lo es. También la emprende contra el arte contemporáneo, con las expresiones de vanguardia y con los accionistas de Tàpies, interesadísimo en la conservación de su inversión, a pesar de los materiales. Vengo leyendo a Boadella en otros libros y también en artículos, y por tanto, los temas que aborda no son nuevos. Y esto no es crítica, no estoy a favor de la renovación de repertorio, au contraire. Ahora la novedad es que deja la dirección de Els Joglars y permanece como director artístico de los Teatros del Canal en Madrid.

Siempre ha dicho y hecho lo que le ha dado la gana y ahora también lo pone por escrito. Estos diarios reflejan su pensamiento, sus ganas de provocar, de despellejar al prójimo, de reírse un poco de todos y de dejar patente qué cosas le emocionan y qué cosas le cabrean. Entre las que le emocionan, su huerto y sus frutales.

Impagable la receta de los caquis congelados (pág. 82). Pienso probar.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *