Madrid se pone roja

Diseño de vestuario para Herodiade de "Salomé", de Oscar Wilde (Aleksandra Ekster)

Si deciden acercarse a cualquiera de las exposiciones con las que se celebra el Año Dual España-Rusia, les sugiero que lo hagan con una buena dosis de espíritu crítico y un libro debajo del brazo.

La Casa Encendida nos lo pone fácil, y nos ofrece una selección de títulos de arte, literatura e historia que forman parte de La Caballería Roja. Creación y poder en la Rusia soviética de 1917-1945, como por ejemplo Vida y destino, de Vasili Grossman (Galaxia Gutemberg /Círculo de Lectores, 2007).

En el Museo del Romanticismo se puede visitar hasta diciembre El Romanticismo ruso en época de Pushkin. Muy cerca de allí, en la Fundación Alexander Pushkin encontraremos las obras del autor de La hija del capitán y todo lo necesario para acercarnos a la cultura rusa: talleres de cocina, tradiciones y literatura.

Nevsky Prospects acaba de publicar La Rusia imaginada. Diez viajes por el paisaje ruso, cuentos inéditos de escritores contemporáneos españoles. Su selecto catálogo nos servirá sin duda para ambientarnos antes de recorrer las numerosas salas que el Museo del Prado va a dedicar, a partir del 8 de noviembre, a los fondos del Hermitage.

Si por el contrario no quieren salir de casa, y prefieren el sillón y la mantita, también les sugiero que opten por los libros. Mi recomendación especial: Natalia Goncharova. Retrato de una pintora, de Marina Tsvietáieva (Editorial Minúscula, 2006). Un texto delicioso que vale por todas las exposiciones del invierno.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *