Sánchez amenazó a UP con expulsarla del Gobierno

Pedro Sánchez

EFEPedro Sánchez , en la reunión del Consejo Político Federal del PSOE, este sábado, en Zaragoza

El presidente Sánchez no está ‘para bromas’ en su partido y su Gobierno y ahora se ha sabido (y así se ha escrito en el diario El Mundo) que Sánchez amenazó en serio la pasada semana a los ministros de Unidas Podemos con expulsarlos del Gobierno si, como pretendía el ministro Garzón votaba en el Congreso de los Diputados en contra del ingreso en la OTAN de Suecia y Finlandia.

Pero Alberto Garzón se achantó y, en contra de lo que hicieron los diputados de IU, el solamente se abstuvo y se la envainó. Y no tuvo el valor de votar en contra de la ampliación de la OTAN y ni siquiera de dimitir en coherencia con sus compañeros políticos.

Los que, dicho sea de paso, siguen anclados en el viejo eslogan del ‘OTAN no, bases fuera’ del inicio de la transición. Y además en apoyo de la guerra criminal (y torturadora) de Vladimir Putin en Ucrania.

Esta vez Sánchez se ha puesto serio y ha tocado ‘a rebato’ en su Gobierno y partido y no va a dejar pasar ni una sola revuelta, como se vio este pasado sábado en Zaragoza durante su último mitin contra el PP.

Al que llevó ‘de una oreja’ a todos sus barones y, especialmente, a los más díscolos como son Labán, Vara y Page, a los que recientemente Sánchez ha visitado en sus respectivos territorios a título de aviso a navegantes y ‘por si las flíes’.

Para eso acaba de provocar el desembarco de sus ministros más allegados en la dirección del PSOE para controlar desde La Moncloa los movimientos en el seno del Partido, por temor a una revuelta o a una escisión.

De ahí que en su mitin zaragozano Sánchez insistió una y otra vez en que el PSOE está unido -‘dime de qué presumes…’- lo que se dice una ‘excusatio non petita’ que huele a chamusquina. Porque Sánchez sabe que en muchos sectores de su partido desaprueban sus pactos políticos con UP, Bildu y ERC, tal y como lo dijo el manchego Page no hace mucho y a las claras.

Pero si Sánchez no está ‘para bromas’ también es cierto que muchos de sus votantes ya no están para seguir apoyando el ‘sanchismo’ como se ve en la gran mayoría de las encuestas pre electorales con la sola excepción del CIS, que está a sus órdenes. Y que ya se guardará de decir otra cosa porque el presidente se ha convertido en ‘el tío de la vara’ y la piensa utilizar.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar