Y los periodistas ingleses de riguroso luto

Huw Edwards, presentador de la BBC, al anunciar la muerte de Isabel II

BBCHuw Edwards, presentador de la BBC, al anunciar la muerte de Isabel II

Cuando ya se temía lo peor en la tarde del jueves, porque se sabía que la Reina Isabel II agonizaba, todos los presentadores, informadores, analistas y cronistas de la BBC (la cadena oficial británica de radio televisión) aparecían en las pantallas vestidos de riguroso luto, como los miembros del Gobierno y del Parlamento británico.

Algo así es impensable en la España descorbatada de Pedro Sánchez que ayer sí se puso la corbata para dar el pésame al embajador británico en la embajada del Reino Unido en Madrid, a donde también acudieron el Rey Felipe VI y la Reina Leticia, ambos sí vestidos de negro.

Sin embargo lo que más nos ha llamado la atención es lo de los periodistas británicos de luto cuando en España y en instituciones solemnes como el Parlamento, muchos de los informadores y periodistas gráficos deambulan por los pasillos y las tribunas en camiseta, vaqueros y, en algún caso, con bermudas, zapatillas y hasta chanclas.

Un estilo que a veces comparten con diputados de Podemos, Bildu y ERC en menoscabo del decoro y prestigio de las instituciones que en Inglaterra son sagradas y cuidadas con esmero y unas normas de conducta por parte de los políticos y también por los representantes de todos los medios de comunicación.

Y especialmente por los que trabajan en los canales de las televisiones una vez que sus programas entran en los hogares de los españoles. Y por eso, como hacen y cuidan en las grandes cadenas de las televisiones de EEUU, los informadores y presentadores de estos influyentes programas actúan con una vestimenta impecable y elegante (que en muchos casos les pagan las propias empresas televisivas), lo que por otra parte ayuda y aumenta la credibilidad del presentador y de los informadores y los corresponsales.

Sin embargo, aquí en España cada uno va a su aire y muchos de ellos lo hacen con desenfado y desfachatez para acudir no solo al Parlamento sino también y por ejemplo a las ruedas de prensa del Consejo de Ministros como si fueran a tomarse unas cañas a un bar.

Y esto no se arregla imponiendo un protocolo -que si existe en las visitas y las recepciones en e Palacio Real- sino que debería partir de la iniciativa de los propios informadores o de las empresas editoras de grandes, medianos y pequeños medios de comunicación.

En Inglaterra los políticos y los periodistas se han vestido de riguroso luto por respeto a la Reina y Jefa del Estado que acaba de morir. En España algo así es impensable en una situación similar.

Por ello los funerales de Isabel II y la ceremonia de la Coronación del Rey Carlos III serán seguidas por televisión por muchos cientos de millones de espectadores de todo el mundo realzando así el prestigio de la Corona inglesa y del Reino Unido en todo el Planeta lo que sin duda aumenta su prestigio e influencia internacional y genera enormes ingresos a l nación.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar