Los bloques políticos se instalan en los medios

Antonio Elorza, cesado en El País

EFEAntonio Elorza, cesado en El País

No vamos a entrar en detalles pero preocupa y mucho que los ‘bloques’ de la política de izquierda y derecha se estén instalando en los medios de la comunicación donde, salvo ejemplares excepciones, se está exigiendo a los informadores y analistas una militancia obligada con la líneas informativas y editoriales respectivas en menoscabo de la independencia profesional.

Y sobre todo de la libertad de expresión donde el pluralismo y el contraste de las ideas van perdiendo terreno a marchas forzadas y cuando cada día vemos portadas de importantes diarios nacionales con titulares a cuatro o cinco columnas que no se corresponden con las noticias importantes de la actualidad y que son prácticamente editoriales convertidos en una presunta información que no es tal.

Por ejemplo, es noticia que el presidente Sánchez haya nombrado con un buen sueldo jefa de prensa del Hipódromo de Madrid a una ex colaboradora suya. Pero no tanto como para abrir a cuatro columnas la portada de un diario nacional como El Mundo y menos aún cuando estamos asistiendo una trepidante actualidad nacional e internacional.

Y en los últimos días hemos asistido al cese como colaborador de El País de Antonio Elorza, escritor e historiador de gran prestigio que ha publicado en este periódico muy importantes y brillantes artículos de opinión desde los primeros días del nacimiento del diario.

Y naturalmente Elorza, escritor progresista y ex militante del PCE, no ha sido cesado por apoyar a la derecha sino por ser crítico con el gobierno de Pedro Sánchez. Motivos por el que también fueron cesados Torreblanca, De Azua, Caño y otros, y por los que varias firmas importantes del diario se marcharon ante su deriva ‘sanchista’ en la que editoriales pro gubernamentales inundan portadas mientras se esperan y temen más ceses, a medida que nos vamos aproximando al año electoral de 2023.

Preservar la independencia informativa y el pluralismo en la opinión es algo fundamental en una democracia por la obligada función de contrapoder que la prensa libre tiene en la vida pública.

Pero en España donde la separación de los poderes del Estado no es real (solo hay separación de funciones) quien detenta el poder, y en este caso el presidente Sánchez, extiende su larga mano desde el Ejecutivo, hacia el Legislativo con alianzas radicales (UP, ERC y Bildu) y y también hacia el Judicial, en cuya caza y captura Sánchez está ahora volcado, empezando por el Tribunal Constitucional.

Y desde ahí y con presiones sobre el poder económico el poder imperante se vuelca sobre el control de la prensa y a la vez provoca intromisiones paralelas y similares por parte de la Oposición. Y en estas estamos y mucho tememos que en los próximos meses de mal en peor.

Sobre el autor de esta publicación

Marcello

Un Jack Russell de pura raza, que cursó estudios de criminología en Oxford, y se licenció "cum laude" en el master de sabuesos de Scotland Yard. En Inglaterra conoció a un bisnieto del perro de Baskerville y en Estados Unidos (donde tiene a dos primos hermanos, Uggie ganador de un Oscar con 'The Artist' y Eddie, el perro del psiquiatra Frasier Crane) trabajó a las órdenes del FBI. De regreso a España se dedicó al periodismo que es profesión mas arriesgada que la lucha contra el crimen internacional, y en esto de Internet lleva casi doce años y sin descansar