Disparates en Madrid

Debate sobre el estado de Madrid

EFEIsabel Díaz Ayuso y José Luis Martínez Almeida

Como las encuestas parecen bonitas para el PP esta extraña pareja que son Ayuso y Almeida han decidido tirar la casa por la ventana y gastar el dinero a granel. La presidenta madrileña ha optado por conceder becas a estudiantes con familias de rentas de 100.000 euros, lo que es un mayúsculo disparate.

Y para completar su euforia, en estos tiempos de crisis, la presidenta Ayuso ha decidido construir en Madrid un circuito de Fórmula 1 (y para las motos), para competir con los otros circuitos ya en marcha de Barcelona y Jerez.

Y además resulta que a su compadre Almeida, para no quedarse atrás, se le acaba de ocurrir construir en Madrid un gran centro financiero para competir con la City de Londres. Como si eso fuera tan fácil. Vamos, lo que nadie ha logrado en Francfort (sede del BCE), tras la salida del Reino Unido de la UE, lo va a conseguir en Madrid y en un abrir y cerrar de ojos el alcalde Almeida.

E imaginamos que sólo como una primera fase porque Almeida seguro que lo que quiere es no solo emular a la City de Londres sino que también cree que podrá acabar con el centro financiero neoyorquino de Wall Street.

Da la impresión que Isabel Ayuso volverá a ser candidata a la presidencia de Madrid, porque para eso armó la que armó contra Casado, para hacerse con la presidencia del PP de Madrid desde donde pensaba llegar a presidir el PP nacional si no fuera porque en su camino se le cruzó Feijóo.

Pero no sabemos si Almeida será, de cara a las elecciones municipales de la primavera de 2023, la persona adecuada para figurar en el cartel electoral del PP en la capital del Reino de España.

Porque no parece que este pintoresco personaje que es Almeida sea en esta nueva etapa de Alberto Núñez Feijóo la persona adecuada para repetir cartel del PP en Madrid, o si parece más aconsejable buscar una persona mucho más centrada ahora que Cs está casi desaparecido.

Y mientras la más que desesperante Arrimadas le acaba de encargar la refundación del partido centrista y moribundo a otra ilustre protagonista madrileña: Begoña Villacís. A la que ya veremos lo que se le ocurre para resucitar el muerto sin caerse desmayada en los fornidos brazos de Feijóo, y a sabiendas que la tendencia del voto útil en el centro derecha y en el centro izquierda va a favorecer al PP.

O sea que vemos a Ayuso, en línea descendente porque Yolanda le dará un impulso a su plataforma en Madrid, y vemos a Almeida en entredicho porque de un tiempo a esta parte no da pie con bola y no sabe que hacer. Y se le ha ocurrido los de la City de Madrid como se le podría haber ocurrido el poner góndolas, como las de Venecia, en el río Manzanares para convertir Madrid en la capital de la OTAN y del amor y así de paso acabamos con París. Vaya par de pájaros estos dos.

Sobre el autor de esta publicación