Sánchez y ‘los señores de los puros’ 

Pedro Sánchez, en su entrevista con Ferreras.

LA SEXTAPedro Sánchez, en su entrevista con Ferreras

Ha llamado la atención y provocado muchas risas el que Pedro Sánchez, (durante la entrevista con Antonio Ferreras el jueves noche en La Sexta TV) dijera, sobre los rumores de que no será candidato del PSOE en 2023 si le van mal las encuestas, que esos comentarios son propios de ‘los cenáculos de la Villa de Madrid y de comentarios que hacen unos señores con unos puros que se juntan …’. 

Antes Sánchez ya había hablado, aludiendo al PP de ‘los poderes ocultos’ de la derecha y a sus ‘terminales, económicas, políticas y mediáticas’, que, con la ayuda de algunas ‘grandes compañías’, actúan en la defensa de los privilegios de las ‘minorías elitistas’ y del ‘viejo poder’. 

Toda una teoría conspirativa y tenebrosa sobre la derecha española muy en línea sobre lo que suele decir Pablo Iglesias. Pero en caso de Sánchez con una motivación muy personal porque el 1 de octubre de 2016 fue obligado a dimitir de la secretaría general del PSOE tras una conspiración que coordinó Rubalcaba, tras provocar la dimisión de la mayoría del Comité Ejecutivo del PSOE al oponerse Sánchez a la abstención del PSOE para facilitar entonces la investidura de Rajoy. 

Posteriormente se supo y eso Sánchez no lo olvidará nunca, que antes del Comité Federal del 1-O -‘Los idus de Octubre’ lo llamó Josep Borrell en un ensayo’- se celebró un almuerzo ‘con puros en los postres’, en un comedor de Telefónica, en el que el parecer participaron el Rey Juan Carlos I, el ex presidente Felipe González, el ex presidente de Telefónica Cesar Alierta, y un destacado gestor del Grupo Prisa, cuando El País ya había publicado duros editoriales para desestabilizar a Sánchez. 

Y puede que fuera en ese almuerzo, al que una vez se refirió Sánchez en una entrevista con Jordi Évole, donde se concertó el golpe de mano en contra de  Sánchez que ejecutó Rubalcaba autor de la famosa definición del ‘Gobierno Frankenstein’. 

De los protagonistas de aquel almuerzo de ‘los señores de los puros’ -a los que estaba conectada Susana Díaz, desde Andalucía como la alternativa a Sánchez- el presidente se tomó cumplida venganza: el Rey Juan Carlos I ya lleva dos años ‘exiliado’ en Abu Dhabi; Alierta ya no está en Telefónica, y a Felipe González Sánchez no le hace el menor caso como sí a Zapatero. Y el Grupo Prisa está a las órdenes de Moncloa a través del fondo Amber que maneja el oscuro Ouhgourlian, quien ahora acaba de entrometerse en Indra siguiendo las oportunas instrucciones.

En cuanto a los pactos con la extrema izquierda y el nacionalismo radical  para el Gobierno Frankenstein, eso es lo que hizo Sánchez primero con la moción de censura contra Rajoy y luego tras las elecciones generales de 2019. Y pretende seguir por ese camino siempre que los resultados de las próximas elecciones se lo permitan. 

Pero los ‘señores de los puros’ existir si que existieron. Y a Sánchez no se les olvidarán nunca, y por ello habla de los ‘poderes ocultos’ de la derecha, aunque ese tipo de poderes ahora quien los controla y los tiene es el propio Sánchez que los utiliza de manera implacable para suplantar y machacar las instituciones y para mantenerse en el poder.  

Sobre el autor de esta publicación