Las tragaderas de los ministros de Unidas Podemos

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros: Isabel Rodríguez, Nadia Calviño e Irene Montero

La MoncloaConsejo de ministros

Los ministros de UP en el Gobierno de España deberían haber dimitido para no hacerse cómplices de los acuerdos de España en la OTAN y aumento de cuatro a seis del número de destructores que los EEUU tienen en Rota. Y, a la vez, para no compartir el cambio de la política exterior en España sobre el Sáhara Occidental, o la actitud del Presidente del Gobierno de Sánchez ante los graves acontecimientos ocurridos en la frontera de Melilla.

Pero los ministros de UP no dimiten por nada del mundo, e incluso se dejan humillar en público como ocurrió con la ministra Irene Montero a la que la ministra Portavoz, Isabel Rodríguez, le prohibió, por cinco veces, responder a las preguntas que sobre el caso de Melilla le hicieron los periodistas en la sala de prensa de La Moncloa.

Pero Montero, humillada en público, se tragó el veto de la Portavoz dando prueba de su cobardía y falta de dignidad. Y luego va diciendo que envió unas ‘cartitas’ o otros ministro criticando esa situación.

Y lo mismo les ha pasado a UP con el abandono del Pueblo saharaui, o con la manifestación del pasado domingo contra la OTAN a la que Sánchez les impidió asistir, o a los nuevos acuerdos de España con la OTAN y con los EEUU, tras el anuncio de que España acepta que otros dos destructores USA se sumen a los cuatro buques de Guerra americanos que ya están en la base naval española de Rota.

O sea que los ministros de Podemos han pasado del ‘OTAN no bases fuera’ a más OTAN y más buques de guerra USA en Rota. Y más gasto militar -se acaban de comprar 20 aviones Eurofighter por 2.000 millones de euros- y puede que pronto nuevos envíos de tropas españolas a los países del Este europeo.

Pero las tragaderas y las renuncias políticas e ideológicas de los ministros de UP son enormes y están dispuestos a compartir y apoyar de una manera ‘solidaria’ -como son todos acuerdos del Consejo de Ministros- las políticas que Sánchez imponga sobre la mesa del Gobierno.

Salvo que dimitan en bloque, o algunos de ellos, y definitivamente UP se marche del Gobierno y ponga en peligro la estabilidad del Ejecutivo. Pero no caerá esa breva del árbol del poder, porque los de Unidas Podemos tienen en el Gobierno cientos de empleados con buenos sueldos y su visibilidad en los medios de comunicación, aunque solo sea para hacer el ridículo, como lo hizo la ministra Montero o como lo hacen con facilidad Ione Belarra y Yolanda Díaz las nuevas ‘entusiastas’ gubernamentales de la OTAN.

Sobre el autor de esta publicación