El nuevo decreto de Sánchez no cambia nada

Pedro Sánchez en La Sexta

La MoncloaPedro Sánchez

Si piensan el presidente Sánchez y sus ministros de UP que, con el nuevo decreto de ayudas urgentes para combatir el impacto económico y social de la guerra en nuestro país, cambiará la tendencia del abandono ciudadano a Sánchez y su gobierno, que se detectó en las elecciones andaluzas del 19-J, se equivocan.

Las medidas en cuestión -cheque de 200 euros, rebajas en los transporte y el IVA de la luz del 10% al 5 % y el anuncio de un impuesto especial en el 2023 a las compañías ‘energéticas’- qué duda cabe que ayudarán algo a los sectores más desfavorecidos de la sociedad pero no cambiarán la penosa situación de Sánchez y su Gobierno en el mapa político y electoral nacional.

En donde PSOE y Podemos están en pésima situación y bajando más. Y en la certeza de que la crisis económica y social no tiene arreglo a corto plazo y puede ir a mucho peor por causas, muchas de ellas internacionales, que se escapan al control nacional, como la guerra de Ucrania y la crisis energética del otoño e invierno entrantes.

Pero han sido tantos los sobresaltos políticos en el Gobierno de Sánchez y sus peleas con sus socios de UP en el Ejecutivo, y con los nacionalistas y demás aliados de legislatura, que va a resultar muy difícil que el ‘sanchismo’ consiga una tregua y recupere la aparente estabilidad de meses atrás.

Ahí están las crisis recientes del CNI y del espionaje Pegasus, el abandono del pueblo Saharahui y el fracaso en Andalucía. Y las discrepancias entre ellos por la OTAN y la guerra de Ucrania, el caso Oltra y por la nueva reforma del Poder Judicial. Tensiones que han convertido el Palacio de La Moncloa en ‘la casa de los líos’ y de los disparates continuos.

Lo que deja un amplio espacio político al PP de Feijóo que aún está en una fase de construcción y de consolidación en la que les está ayudando por un lado el frenazo de Vox en el Sur, y por otro el hundimiento final de Cs que ya no tiene solución.

Ahora el último esperpento de las alianzas Frankenstein lo veremos durante las protestas contra la Alianza Atlántica, durante la Cumbre de la OTAN que el miércoles 29 se celebra en Madrid y que critican en público los ministros de UP ante el asombro de los gobernantes ‘aliados’ que se preguntarán si esos ministros españoles están con Ucrania o con Rusia.

Un ejemplo más de los disparates y contradicciones del momento político español y del pintoresco gobierno de Sánchez que adujas ha sudado la gota gorda para aprobar en el Consejo de Ministros el decreto que todavía han de convalidar en el Congreso donde todavía puede que tengan que pagarle a ERC alguna factura más.

Sobre el autor de esta publicación