Aznar, el bombero del PP

José María Aznar

| FAES

Recuerdo el dibujo de El Perich, al hilo de una campaña contra los incendios en Cataluña, en la que se decía ‘Cuando un bosque se quema algo suyo se quema’, a lo que él dibujante añadió: ‘señor conde’.

Ahora arde el bosque del PP que han incendiado los pretorianos de FAES, Aguirre, Rodríguez y Cayetana, con la burda manipulación de la muñeca Ayuso para lanzarla contra Casado. Y de pronto aparece Aznar, que es el ‘señor conde’, dueño -eso cree- de este bosque en llamas que es el PP, tocando a rebato la campana del coche colorado, con el casco calado y la manguera en ristre para empapar los balcones de Génova 13 y de La Puerta del Sol.

Y dice el bombero pirómano y líder de FAES, don José María: ‘he hablado con todos los que tenía que hablar y les he dicho todo lo que les tenía que decir’. Y añadió ‘esto se tiene que acabar cuanto antes’. E imaginamos que Casado le habrá respondido así: ‘no me envíes pirómanos y no tendrás que vestirte de bombero’.

Que fue lo que, en suma, le dijo el embajador inglés al ministro de Franco que le llamó para ofrecerle más policías para proteger la embajada de las manifestaciones al grito de ‘Gibraltar español’: ‘no me envíe más policías, envíeme menos manifestantes’.

El Fary, al que idolatraba el inspector Torrente, cantaba como los ángeles ‘El ‘Bombero’ que bordaba el Nano de Jerez en el tiempo aquel en el que todos los niños de España querían ser bomberos antes que futbolistas.

Y ahora es Aznar el que se apresta a apagar el fuego del PP que él mismo ha prendido porque como, dicen las últimas encuestas, las expectativas de victoria del PP se están desinflando. Y Sánchez se recupera por causa de la bronca interna del PP con la que tanto esta disfrutando Abascal.

Un Sánchez que brinda con champaña por los PGE de 2022 que ya tiene en su bolsillo, mientras Casado se mete en Granada en una misa de 20-N en la memoria de Franco y a su pupilo del Tribunal Constitucional, el otro Arnaldo, le cae en suerte la ponencia de la ley del aborto, donde pronto lo recusarán.

La política española es como un patio de vecindad, una ‘corrala’ castiza en la que hay de todo como en botica y donde Casado se pelea con la Ayuso que él inventó, e Iglesias con la Yolanda que él promocionó dando así los dos por bueno el dicho de ‘cría cuervos y te sacaran los ojos’. Aunque El Perich lo habría modificado diciendo ‘cría cuervos y tendrás más, señor Conde’.

Pero esto pasa en las mejores familias y en los más grandes palacios -por cierto dicen que el Rey emérito regresa a España por Navidad- como se vio en la bandada de los negros cuervos que no hace mucho sobrevolaban en Roma la plaza de San Pedro del Vaticano.

Pues si viene el Rey emérito desde Oriente y por Navidad, lo suyo sería en la Epifanía para celebrar en Madrid su cumpleaños (84), a ver qué nos dice el Rey Felipe VI en el discurso de Navidad. Y a ver dónde cae el Gordo este año porque solo faltaba que toque en La Moncloa donde están en racha. Y esa sería la señal de que la suerte electoral está echada, mientras en la calle Génova el bombero Aznar toca la campana y apunta la manguera al balcón de ‘las victorias’ del PP desde donde Casado está a punto de saltar.